Lectura bíblica instructiva

Santo Tomás de Aquino: Dios no se comunica de ordinario a los hombres, el orden de la gracia, sino por medio de la Virgen María. Los

Por: Aura Alvarado / Periodista

Santo Tomás de Aquino: Dios no se comunica de ordinario a los hombres, el orden de la gracia, sino por medio de la Virgen María.

Los principales intercesores son Jesús y María; adyacentes al criterio son también los santos, ángeles, sacerdotes, pastores y nosotros con oraciones dignas de Dios.

Señor, estoy triste, bien lo sabes, nada me alegra ni me distrae; el mundo me parece un desierto… me hallo en lúgubre oscuridad, enteramente turbado(a) y lleno (a) de temor, de angustias e inquietudes: ¿Dónde estás, Señor, dónde, que nos gustan las delicias de tu presencia, de tu amor sin igual para mí en la tierra?

Beato Juan Pablo: En los momentos de angustia y pesadilla, la oración devuelve el gusto por la vida.

La humildad es el primer fundamento de la perfección sin la cual no hay otra cosa y apariencia de virtud, procuro radicarme y fundarme en ella. S. Bernardo.

San Antonio: En vano se pretende ser humilde por otro camino que el de la humillación. Antonio abraza gustoso su desprecio y abatimiento. El bajo concepto Humillación lo mantuvo distraído por sus excesivos servicios y trabajos más bajos y humildes de su convento.

Evangelio de San Mateo: Los fariseos se acercaron a Jesús para tentarlo y le dijeron: ¿Es lícito a un hombre repudiar a su mujer por cualquier motivo? Jesús en respuesta le dijo al santo: ¿No habéis leído que el Creador al principio hizo al hombre y la mujer, y que dijo: Por esta causa dejará al hombre a su padre y a su madre, y se reunirá con su mujer, y no harán los dos sino una sola carne.

“Lo que Dios juez ha unido no lo separa el hombre.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.