Los mismos de siempre

Durante el no tan gratificante interrogatorio a la defensora del pueblo, Patria Portugal, un grupo de diputados opositores hicieron gala de su demagogia y verborrea, tratando de

Carlos Christian Sánchez / Columnista

Durante el no tan gratificante interrogatorio a la defensora del pueblo, Patria Portugal, un grupo de diputados opositores hicieron gala de su demagogia y verborrea, tratando de aprovechar la coyuntura mediática para despotricar contra la gestión del Gobierno. Aunque nada tiene que ver citar a otros funcionarios públicos, los honorables buscaron la quinta pata al gato para politiquear.

Pero lo más llamativo del asunto fueron los jóvenes ‘yeyecitos’, como Sergio ‘Chello’ Gálvez tildó a los que llevaron escobas y traje de fatiga para dizque barrer la corrupción. En ese “show” del pasado jueves, sale la defensora a responderles a los manifestantes: “¿Y ustedes alguna vez han tomado una escoba para barrer? Pues yo sí”, decía la funcionaria, mientras respondía el cuestionario.

Argumentar que alguien es corrupto, sin tener pruebas fehacientes y no llevando los procesos como debe ser ante las autoridades judiciales, es una tremenda irresponsabilidad. Es imperante ser ciudadano ejemplar, prístino y dejar de lado las motivaciones políticas. Empero, la llegada del periodo electoral ha generado un ambiente negativo, de zozobra, que afecta a todos los panameños.

Para la oposición, el dolor de todo radica en el bofetón de la propaganda de ‘Más en cuatro años, que en 40’. Es decir, que en este gobierno, liderado por Ricardo Martinelli y Cambio Democrático, se han hecho grandes obras e implementado logros extraordinarios, en materia económica y social. Los 100 para los 70, la Beca Universal, la modernización del transporte, la Línea 1 del Metro, entre otros, son las cartas de presentación de la nueva realidad de Panamá.

Este lunes, vienen las nuevas encuestas y parece inminente que un candidato presidencial termina por sucumbir a la presión. De seguro, CD y PRD lideran las preferencias y dejan claro que la lucha por ganar la presidencia en 2014 será muy reñida. Sin duda, José Domingo Arias va consolidando su paso y logrando más simpatía entre los panameños, en tanto que los otros candidatos van perdiendo el interés de la opinión pública.

El político que desprestigia, no siempre dice la verdad. Es el que peor está en la percepción. Larga vida y prosperidad para todos. Saludos, amigas y amigos…

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.