Block title
Block content
Block title
Block content

¿Para que celebramos la Cuaresma?

Por: Por: Roquel Iván Cárdenas Catequista -

En primer lugar debemos saber que la Cuaresma es un periodo de cuarenta días (cuadragésima) reservado a la preparación de la Pascua. La duración de la Cuaresma está basada en el número cuarenta que es simbólico en la Biblia. En esta, se habla de los cuarenta días del diluvio, de los cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto, de los cuarenta días de Moisés y de Elías en la montaña, de los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública. En la Biblia, el número cuarenta simboliza un tiempo de purificación, preparación y espera para un nuevo comienzo o un acontecimiento importante, que se vive con una actitud penitencial. La Escritura nos enseña a no mirar, en primer lugar, las obras exteriores, los ayunos y las mortificaciones, sino la conversión del corazón, la penitencia interior.

Con esta breve reflexión hemos podido constatar que vivir la Cuaresma es una práctica que proviene de la Biblia y que nos invita a la conversión. No la podemos reducir a tan solo abstenernos de carnes rojas los viernes, como si esto fuera lo único importante durante este tiempo.

Publicidad

El Señor nos está invitando a vivir algo mucho más profundo que involucra una reorientación radical de toda nuestra vida, con una conversión a Dios con todo nuestro corazón y una ruptura con el pecado. Acompañado con la firme resolución de cambiar de vida, con la certeza de que Dios, por su infinita misericordia, nos va a perdonar nuestros pecados y a concedernos su gracia, que nos dará la fuerza necesaria para seguir adelante.

Block title
Block content
Block title
Block content