Block title
Block content
Block title
Block content

Relaciones exteriores, dependiente de donantes de campaña

Por: -

Panamá no puede manejar sus relaciones exteriores dependiendo de los intereses económicos de los financistas del mandatario de turno.

Eso parece que sucedió en la posición panameña frente al conflicto migratorio entre Colombia y Venezuela.

El país que apenas en abril elevó el papel de la OEA al propiciar el retorno de Cuba a la cumbre hemisférica de mandatarios, ahora contradictoriamente le niega a ese organismo regional jugar su papel frente a la crisis que viven dos países hermanos.

Panamá primero promete apoyo a la propuesta colombiana de una reunión de cancilleres de los países miembros de la OEA para facilitar un acuerdo en el diferendo entre los gobiernos de Santos y Maduro, pero luego recula y se abstiene de votar.

Si fuera una posición que se mantuvo desde el principio, se podría estar de acuerdo o en desacuerdo, pero lo censurable es variar criterios dependiendo al cobro de facturas comerciales adeudadas por Caracas a empresas de Zona Libre y la aerolínea Copa.

El voto de Panamá impidió que la OEA fuera el escenario para discutir la crisis migratoria entre Venezuela y Colombia, y lo peor de todo que en la decisión privó más que todo defender las cuentas por cobrar del poder económico que propiciar caminos de entendimientos.

Block title
Block content
Block title
Block content