Rescate

Panamá es un país al que muchos acuden con la idea de experimentar aventuras excitantes a costos económicos muy atractivos para el turismo. En este pintoresco territorio,

Por: Josefa Marín Rubio / Periodista

Panamá es un país al que muchos acuden con la idea de experimentar aventuras excitantes a costos económicos muy atractivos para el turismo. En este pintoresco territorio, la diversidad cultural e histórica es parte de esta riqueza, aunada a la exuberante belleza tropical de su flora y fauna.

Los paisajes panameños hacen gala a su gente. La sencillez con la cual reciben al visitante es parte de la oferta. Productos nacionales llenos del folclor nacional y su variada y típica comida que simboliza nuestra identidad colonial y bohemia. Aquí la herencia canalera también influye en ese auge multirracial. Conviven con la pollera y el pindín o bien, los espectáculos con “glamour” internacional y hasta alta moda rodeada de lujo.

Lo simpático de todo esto es que esa mezcla muestra una manera distinta de vivir. He de allí que quienes habitan el terruño siempre concluimos en que "así es mi Panamá". Muy colorido, pero con sus grises también. ¿Por qué lo digo?, pues porque da tristeza que dentro de esta aureola de bonanza descuidemos la herencia cultural y paisajística que ostentamos.

En Dolega, Chiriquí, el techo de la casa de doña Beatriz Miranda de Cabal y María Olimpia De Obaldía se ha venido abajo. Uds. dirán ¿qué importancia tiene esto?, mucha. Es el hogar de dos miembros sobresalientes de nuestra cultura educativa y artística. Una escritora (“Dole-gó”) y la otra poetisa (“Ñatore May”), cuyo canto a la patria se ha inmortalizado en sus letras de oro.

Dirán varios que ese rescate de la casa de estas damas inolvidables le pertenece solo a su familia. Sin embargo, pienso que nos debe preocupar a la sociedad, ya que ellas hicieron su aporte al mundo intelectual panameño, sembrando semillas que hoy tienen raíces profundas en el sentir del chiricano y panameño que leyó y aprendió en su infancia y juventud las hermosas palabras cultivadas como rosas en el jardín de la enseñanza nacional.

La cultura solamente no es cuestión de dinero, sino de interés por preservar lo que simboliza a Panamá.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.