Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Rescate a la institucionalidad

Por: -

Por: Gabriela Arosemena Montenegro

Twitter: @Gabby_Aro

Con el anuncio del gabinete del presidente electo Laurentino Cortizo se respiran aires de esperanza, una cantidad representativa de mujeres en Ministerios que históricamente han sido catalogados de “difíciles”, no considero prudente emitir juicios de ninguna índole, pero soy de la opinión que como ciudadanos debemos mantenernos vigilantes. Mi expectativa más grande yace en el rescate a la institucionalidad que se ha hecho añicos progresivamente en los últimos años.

La letal combinación de ineptitud y soberbia hizo estragos en algunas entidades del estado que lejos de cumplir con su mandato se dedicaron a satisfacer intereses mezquinos constituyéndose en una especie de secuestro que no solo lacera la institucionalidad, sino que van en detrimento de uno de los objetivos de desarrollo sostenible que habla de “instituciones sólidas” y que Panamá ha incluido en su agenda a través de la oficina regional de PNUD.

Es mi sentir, que los ciudadanos panameños hemos sido tan golpeados por la corrupción, a tantos niveles; y, al buscar ayuda en las instituciones públicas que existen para resolver, para dar respuesta, sólo nos encontramos con el infinito muro de la burocracia dentro de lo cual debo aclarar como servidora pública que soy, que muchos buscamos resolver y dar lo mejor pero que desafortunadamente los puestos de alta jerarquía y de toma de decisiones son ocupados por personas cuya impresionante formación académica es inversamente proporcional a la vocación que sienten por el rubro al cual se les ha destinado trabajar y por ello deciden descartar a quienes se atrevan querer hacer algo más que cruzarse de brazos y que busquen marcar una diferencia.

Indistintamente de banderas de partidos políticos, el amanecer del 1 de julio traerá consigo un nuevo gobierno para todos, y tomando el slogan de “El Buen Gobierno” apelo que a que los cambios que se realicen sean para mejorar, para accionar, por un gobierno con verdadera visión de derechos humanos; erradicando un día a la vez la negligencia sin excusas ni amiguismos y que brinde oportunidades equitativas en función de mérito.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content