Sarampión

Por: Redacción -

Dieciséis años después de que se registrara el último caso de sarampión en Panamá, esta enfermedad altamente contagiosa ha vuelto al país.

Al menos cuatro menores de un grupo de estudiantes que asistieron a una excursión que los llevó a Polonia y a Israel, contrajeron la enfermedad y la desarrollaron en nuestro país.

El último caso de sarampión en Panamá se dio en 1995. La vacuna está disponible el país desde hace mucho tiempo. Sin embargo, para buena cantidad de panameños, la salud no es un asunto de prevención.

El sarampión entra muy fácilmente a nuestro organismo. Con cada estornudo de un paciente, miles de millones de virus se esparcen en el aire, y con solo respirarlos podemos quedar enfermos. El virus tiene un período de incubación promedio de 14 días, y aunque no es una efermedad particularmente letal, sí puede causar estragos en niños en condiciones de pobreza, con deficiencias en nutrición y con afecciones respiratorias previas.

Este caso muestra claramente lo vulnerables que somos en el mundo moderno a las enfermedades infecciosas. El virus tenía más de una década erradicado, y aprovechando un viaje de turismo a miles de kilómetros de distancia, el virus regresó a bordo de un avión.

En Panamá no solo hay vacunas para el sarampión, sino para muchas otras enfermedades que décadas y siglos atrás arrasaban poblaciones enteras. Muchas de ellas se aplican gratuitamente, así que no debemos dejar de inocularnos a nosotros y a nuestros hijos con todas las vacunas disponibles y necesarias.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.