Snowden

Las historietas cómics de Marvel del creativo Stan Lee destacan la lucha entre el bien y el mal, los superhéroes que salvan el día ante la injusticia

Carlos Christian Sánchez / Columnistas

Las historietas cómics de Marvel del creativo Stan Lee destacan la lucha entre el bien y el mal, los superhéroes que salvan el día ante la injusticia y de otros grandes secretos que se ocultan para el resto de los mortales. En la saga de ‘Los Vengadores’ (The Avengers) se menciona la existencia de una agencia ultrasecreta estadounidense que vigila al mundo sobre las amenazas foráneas. Y los parecidos con otra son realmente sorprendentes.

La denominada Supreme Headquarters, International Espionage, Law Enforcement Division (‘Shield’, en inglés), es idéntica a la National Security Agency, mejor conocida por sus siglas NSA. Ambas son operadas por los servicios secretos vinculados al poderío militar norteamericano y del cual se ‘escuda’ al Gobierno estadounidense ante posibles ataques o riesgos, tanto dentro como fuera de las fronteras de la Unión Americana.

Bueno, lejos de las fantasías animadas o del “show” cinematográfico de Hollywood, el nombre de la supuesta agencia ultrasecreta se convirtió en realidad y salió a la luz nuevamente. Cuando el espía Edward Snowden desertó, declaró que la NSA monitoreaba todos los sistemas informáticos del planeta por medio del programa ‘Prisma’: e-mails, social media, telefonía móvil, chats y mensajería instantánea de importantes sujetos de interés, tanto políticos como sospechosos, eran vigilados.

El escándalo de Snowden y los secretos que pueda revelar fue tal que debió huir hacia Hong Kong. Luego, con el apoyo de Wikileaks y de Julian Assange, se trasladó a Moscú para tratar de refugiarse en uno de los países latinoamericanos que rivalizan con Estados Unidos. Pero el acabose ocurrió esta semana, cuando el avión del presidente boliviano Evo Morales no pudo sobrevolar varios países europeos, debido a sospechas de que Snowden viajaba junto al dirigente sudamericano. Al final, la Policía austriaca confirmó que el espía gringo no estaba en la aeronave.

¿Qué más sabe Snowden? Lo cierto es que Estados Unidos y cualquier otro estado deben velar por la seguridad de sus ciudadanos. Empero, no deben violar las normas de la privacidad. Es un debate de nunca acabar. Combatir al crimen y evitar el terrorismo tienen sus consecuencias, pero tampoco hay que cruzar la delgada línea de la tolerancia.

Ya lo decía Benito Juárez: el respeto al derecho ajeno es la paz. Larga vida y prosperidad para todos. Saludos, amigas y amigos…

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.