Virus

Los centros de salud, hospitales estatales y clínicas privadas están repletos de panameños afectados por un virus de vómito y diarrea, más preocupante aún cuando está comenzando la estación lluviosa en el país, cuando los casos de influenza aumentan.

Redacción

Los centros de salud, hospitales estatales y clínicas privadas están repletos de panameños afectados por un virus de vómito y diarrea, más preocupante aún cuando está comenzando la estación lluviosa en el país, cuando los casos de influenza aumentan.

Frente a la situación urge mayor orientación de parte de las autoridades de Salud para prevenir en vez de curar la enfermedad, sobre todo en esta época en la que la expansión del virus se ve favorecida por la actual temporada de lluvias.

De igual modo, debe mayor celo de los médicos y hacer una evaluación adecuada a los pacientes y no limitarse a observar gargantas para luego recetar inyecciones, porque pueden tratarse de otras enfermedades más graves, como el dengue.

Las personas que presenten signos como fiebre, dolor de cabeza y huesos, irritabilidad si se trata de menores de un año, vómito o diarrea, deben acudir al centro de salud más cercano.

La población requiere de los encargados de salud una acción más activa y que se desarrollen acciones de educación permanente para evitar la propagación de enfermedades, cuyo impacto puede disminuir notablemente con una serie de recomendaciones sencillas de poner en práctica. No hay que esperar las epidemias para reaccionar.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.