Ovacionado por el enemigo

No hay mejor aliciente para un atleta que el respeto de su rival, pero si es demostrado por tu más fuerte adversario, eso demuestra que eres grande.

Humberto Cornejo O. [email protected]

No hay mejor aliciente para un atleta que el respeto de su rival, pero si es demostrado por tu más fuerte adversario, eso demuestra que eres grande.

Esto fue lo que vivió el cerrador panameño Mariano Rivera, el pasado sábado en el estadio Fenway Park, cuando salió del “bullpen” en la novena entrada, en la victoria de los Yanquis de Nueva York 5 por 2 sobre los Medias Rojas de Boston.

“Siempre me ha gustado lanzar aquí”, dijo Rivera en una entrevista a usatoday.com. “Mi casa es el Yankee Stadium, pero me encanta venir aquí. Es un gran ambiente. Hemos jugado partidos importantes aquí. Siempre es bueno”, agregó.

La impresión fue grande para el istmeño, ya que al caminar hacia el montículo, 37,601 personas se pusieron de pie en el mítico estadio en Boston.

“Ayer (por el viernes) cuando me iba al ‘bullpen’, hicieron lo mismo”, señaló Rivera. “Es como una forma de aprecio, supongo. Es muy bueno, sin embargo, ellos hacen eso en forma de reconocer que he estado aquí mucho tiempo”.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.