Diputados se tienen ganas

Por: Carlos Estrada Aguilar -

La diputada Marilyn Vallarino y su colega perredista Leandro Ávila avivaron ayer sus diferencias personales y políticas.

Este nuevo capítulo de acusaciones verbales lo inició la diputada de Arraiján, quien insinuó ayer que Ávila habría hecho uso irregular de hasta B/275 mil del FIS durante el pasado período presidencial y hasta le amenazó con un arma de fuego en las instalaciones de la Asamblea.

Sostuvo que el manejo desordenado de los fondos se habría hecho a través de una ONG que manejaba Ávila. La respuesta del perredista no se hizo esperar y calificó a su colega de gobierno como una