Por: Katherine Palacio -

Dentro de mis recuerdos más recientes, cuando viajaba de la capital hacia La Villa de Los Santos, rememoro la garita de Divisa, el paisaje del río Escotá, Santa María, Parita, las casitas de quincha, los potreros; pero todo ha evolucionado y cambiado tan rápido. Ayer viajé y ya no es lo mismo. Así sucede con todas las tradiciones y expresiones de nuestro folklore. El folklore es plástico, modificable y cambia; evoluciona puesto que, como es la manera de resolver la existencia humana, es muy dinámico, cambiante y evolutivo, no puede ser estático.

Los hechos folklóricos en su constante evolución se transforman o se transfieren a nuevas experiencias, pero solamente a quienes practican y les funcionan los hechos folklóricos pueden percatarse de ello y participar de esa evolución. En el folklore, parece que la mujer panameña solamente se vistió hasta cuando utilizó pollera. Y ¿qué ha pasado de allí en adelante? Pues la mujer panameña se ha seguido vistiendo y utilizando otras indumentarias producto de la modernidad y de la actualidad con diversas influencias. ¿Por qué el folklore se refiere al vestido de la mujer hasta una época (la de la pollera, hasta allí se llega) y no sigue su estudio hasta la actualidad? Mi interrogante es: ¿El folklore es solamente lo antiguo, lo histórico? Pues no señores, el folklore también constituye a las prácticas actuales que vienen del pasado, sí, pero que mantienen vigencia en nuestros días. Y de allí se forma entonces la disyuntiva de opiniones y es por eso que los que le entramos a la ciencia del folklore, también tratamos de explicar mejor las cosas y los conceptos van cambiando. Actualmente, se ha reflexionado sobre lo que el folklore propone como ciencia de estudio, pero las teorías van cambiando también.

Hay nuevas concepciones del hecho folklórico y hay nuevas formas de ver este asunto, por lo que los científicos tratan de abrir perspectivas y horizontes que respeten y valoren esa tradición ancestral, claro que sí, pero que también se asuma, que el hombre ha evolucionado y que hoy día mantiene ese saber popular, ese pueblo mantiene su conocimiento, ese