Advierten sobre consumo de cerdo clandestino con parásitos

Unos 5 locales comerciales fueron clausurados en la provincia de Colón, gracias a la vigilancia permanente que realizan los inspectores del departamento de Control de Alimentons, quienes

Delfia Cortez / Colón

Unos 5 locales comerciales fueron clausurados en la provincia de Colón, gracias a la vigilancia permanente que realizan los inspectores del departamento de Control de Alimentons, quienes detectaron la venta clandestina de carne de cerdo.

La medida se dio cuando el Minsa conoció que en estos lugares se registró la venta de carne de cerdo contaminada con el parásito cisticercosis, letal para el ser humano, y sin contar con los permisos de salud correspondiente, según informó el doctor Humberto Vanegas, jefe del Departamento de Control de Alimentos del Ministerio de Salud (Minsa).

El galeno expresó su preocupación por la falta de conciencia de estos vendedores a quienes, por obtener un ingreso, no les importa atentar contra la salud de los consumidores y sacrificar los cerdos para su consumo, a pesar de que los mismos están enfermos con el parásito.

Advirtió que serán enérgicos con estos expendedores de carne de cerdo clandestina, a quienes se les aplicará la sanción que estipula la ley. Agregó que son vigilados de cerca para evitar que vuelvan a incurrir en esta falta.

Recomendó a la población el consumo de carne de cerdo proveniente de los mataderos donde se cumple con las medidas de salud, mientras que advirtió a los propietarios de estos animales que de conocer que sus crías están enfermas, no sacrificarlos para su consumo, porque la cisticercosis o granizo es un parásito que se protege del frío y calor con una membrana, lo que le permite, a pesar de cocinarse la carne, permanecer vivo y ser ingerido por el consumidor, que no lo detecta, provocándole una severa afectación a su salud o hasta la muerte.

Entre las áreas en las que se mantiene estricta vigilancia por detectarse estos productos clandestinos se mencionan la vía Transístmica, Sabanitas y algunos lugares de la costa colonense, "no son todos porque hay personas serias y responsables cuyos animales están sanos y los llevan al matadero para su sacrificio, eso sí es consumible porque cumplen con las normas sanitarias", dijo.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.