Concha negra en riesgo por sobreexplotación en Chame

La advertencia fue hecha por técnicos del Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) y la Autoridad de Recursos Acuáticos (Arap).
La sobreexplotación de la concha negra ha puesto en riesgo este recurso natural.

La sobreexplotación de la concha negra ha puesto en riesgo este recurso natural.

Por: Eric Ariel Montenegro / Web -

La sobreexplotación de la concha negra, sin considerar tamaños, nivel madurez y su reproducción, en zonas como El Espave y Sajalices en el distrito de Chame, provincia de Panamá Oeste, ha puesto en riesgo este recurso natural.

La advertencia fue hecha por técnicos del Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) y la Autoridad de Recursos Acuáticos (Arap).

Publicidad

Esta sobreexplotación, indicaron los funcionarios, ha puesto en riesgo este recurso natural al punto que ha disminuido considerablemente su presencia en los manglares del país.

Ambas instituciones han puesto en marcha un proyecto de conservación y aprovechamiento sostenible de la concha negra.

El objetivo es que el molusco sea extraído solo cuando alcance entre los 44 a 47 centímetros, talla está en que ha alcanzado la etapa adulta.

Para ello se han realizado acercamientos con la Asociación Agro-ecoturística del Espavé Ebenezer (AAEE), y la Asociación Defensores Unidos del Manglar de Sajalices (DEUMSA).

El proyecto a realizar con ambas organizaciones de pescadores se basa en el establecimiento de módulos de producción comunitarios-demostrativos (viveros), para la engorda de juveniles de concha negra.

Según los planes de la Arap y MiAmbinete, esta estrategia hará posible la recuperación y conservación de las poblaciones naturales de este recurso y el mejoramiento de la calidad de vida los pescadores y del entorno ecológico.

José Julio Casas, director Nacional de Costas y Mares de la Arap, explicó que el proceso de engorde consiste en albergar o retornar al medio las conchas juveniles para ser protegidas y una vez que alcancen su desarrollo los concheros puedan aprovechar el recurso

Aquellas conchas que no tienen el tamaño normado se deberá regresar el medio para que continúe su desarrollo, para luego extraerla cuando tenga una talla comercial.

Con este proyecto se pretende que los lugareños lleven un seguimiento del crecimiento del bivalvo para conocer su proceso de maduración hasta que estas comiencen a reproducirse.

Los técnicos de ambas carteras detallaron que inicialmente se dará la asistencia técnica, seguimiento y capacitación a los miembros de la comunidad, para que posteriormente pueda ser atendido y administrado por ellos.

Contenido Premium: 
0