Block title
Block content
Block title
Block content

Intentan tomarse Barro Blanco

Por: Melquiades Vásquez -

Unos 90 indígenas trataron de tomarse ayer el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco, ubicado en Tolé, provincia de Chiriquí, ya que solicitan al gobierno suspender el proyecto y la revisar la ley 11.

Desde las 10:00 de la mañana los indígenas de la etnia Ngäbe-Bugle marcharon por colinas y montañas, atravesando quebradas y ríos hasta llegar a últimas horas de la tarde a las inmediaciones del proyecto hidroeléctrico, y así tratar de impedir la continuación de la obra, ante la negativa del gobierno nacional de suspender su avance.

Publicidad

Hasta la hora de cierre de esta edición no se registró ningún enfrentamiento entre los indígenas y los policías.

Solo se informó que pasadas las 6:00 p.m., unidades de la Policía Nacional, realizaron dos detonaciones contra los indígenas que se encontraban apostados en las inmediaciones del proyecto, sin registrase heridos.

Los hombres y mujeres indígenas permanecían apostados en los montañas contiguos al proyecto bajo la lluvia, en medio de la oscuridad, sin importarles el peligro que representaba estar ahí, ya que podrían atacados o mordidos por algún animal, incluso ser detenidos.

Por su parte la empresa Generadora del Istmo S,A (GENISA), que desarrolla el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco, solicitó a los indígenas que se respeten las negociaciones hechas en la mesa del diálogo donde se llegó a un acuerdo.

Julio Lasso, representante de GENISA, dio a conocer que los indígenas han ingresado a los terrenos del proyecto Barro Blanco donde se encuentran laborando actualmente unas 100 personas y una hay gran cantidad de equipo.

Block title
Block content
Block title
Block content