Discapacitado por brutal paliza

El señor Abraham Carrasco Jaén, de 60 años, ha quedado con discapacidad luego de un brutal ataque perpetrado por tres sujetos que casi lo matan a golpes.

Elena Valdez/Coclé /

El señor Abraham Carrasco Jaén, de 60 años, ha quedado con discapacidad luego de un brutal ataque perpetrado por tres sujetos que casi lo matan a golpes. Ahora Carrasco no puede trabajar, casi no camina y le preocupa que sus agresores estén en libertad, mientras que él ni siquiera puede ir al baño solo.

Abraham vive en Las Delicias, en Penonomé, y hace más de un año recibió una golpiza que casi acaba con su vida, propinada por tres jóvenes que aparentemente son familiares y con los que mantenía viejas rencillas. Él asegura que no es posible que estos jóvenes estén libres cuando él no tiene dinero para atenderse a raíz de la paliza que le propinaron.

Francisca Carrasco Jaén -hermana de la víctima- contó que a su hermano lo agredieron el 1 de abril del 2012, y fue trasladado del hospital de Penonomé al hospital Santo Tomás, donde pasó meses con afectación en el cuerpo, en la columna y tiene problemas renales, y ahora hasta es estítico.

“Le dieron tantos golpes que casi moría en la cuneta donde lo dejaron, es por ello por lo que pedimos al juez de garantías que tiene el caso que tome en cuenta que estos tres jóvenes atacaron a un adulto mayor de 60 años, quien está casi inválido, y en la familia no contamos con recursos para el tratamiento que él requiere a raíz de la golpiza”, dijo Francisca.

El señor Abraham era agricultor y ahora está en silla de ruedas, dependiendo de la caridad de sus hermanas y hermanos. La familia está aterrada porque teme que estos agresores lo ataquen nuevamente, pues ya en otra ocasión lo agredieron hasta el punto que le sacaron la dentadura postiza.

“Ellos ya estaban acostumbrados a golpearme y yo no lo denuncié; no les buscaba problema, pero ellos, entre tres, me agarraron, me golpearon y no entiendo por qué los jueces los dejan en libertad. Exijo justicia porque no se puede vivir así”, dijo postrado en un sillón el agricultor, que está sufriendo también de depresión.

Se espera que este viernes se realice una nueva audiencia, en este caso por lesiones al señor Abraham; mientras que la familia desde ya anunció que apelará si se les absuelve de toda culpa a los agresores.


Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.