Extorsionaron a sus familias

La avaricia y la codicia están llevando a la juventud a extorsionar a sus propias familias a fin de conseguir sus caprichos, sin temor a nada.

Por: William Sala -

Detrás de cada secuestro se teje una historia dramática y triste, pero las que conoceremos a continuación son muestra de lo que es capaz el ser humano sólo por vanidad.

Lucir esbelta y con buena personalidad era el objetivo de esta chica. Sus padres se negaban a pagarle una operación de aumento de senos. En su rebeldía, planeó un autosecuestro para extorsionar a su familia y así obtener varios miles de dólares. Lo demás sería historia.

A simple vista parece un guion de una a película de Hollywood, pero en verdad forma parte de una nueva práctica entre jóvenes de familias pudientes, informó el teniente José De Mesa, de la Unidad Antisecuestro de la Policía.

Se han reportado falsos plagios de niños que querían el último videojuego, el automóvil del momento, entre otras cosas, y como sus padres y demás familiares no accedieron a comprárselos planificaron un autosecuestro con tal de poner a sus seres queridos a temblar. Afortunadamente esos casos han sido resueltos y nadie ha resultado herido, dijo De Mesa.

Historias como estas forman parte de al menos 8 de los 12 reportes de denuncias de secuestro que el grupo antisecuestro o élite de la Policía ha resuelto en este año.

El caso más reciente es el de la hija del fallecido abogado Roque Pérez, quien se autosecuestró y cinco días después se descubrió el engaño, dijo la fuente policial.

La joven Michelle hizo ver a su madre que había sido secuestrada y pidió como rescate 30 mil dólares, pero la Unidad Antisecuestro detectó que se trataba de un autoplagio.

Hoy Michelle se encuentra detenida en la sede de la Dirección de Investigación Judicial. El caso lo investiga la Fiscalía Auxiliar.

Gustavo Pérez, director de la Policía Nacional, explicó que da tristeza ver cómo la juventud actúa de manera destructiva sin tomar en cuenta el sufrimiento de sus familiares.

El secuestro es una práctica en aumento en Panamá y las autoridades recomiendan no pagar rescate. Los delincuentes se aprovechan del dolor de los familiares del plagiado.

Con métodos de terror como amenazas de enviar una oreja de la víctima, un pedazo de lengua, etc., persuaden a la familia para que pague el rescate, dijo De Mesa.

El delito de "secuestro xpress" no está tipificado en el Código Penal panameño, sino que se atiende como privación de libertad y robo a mano armada, dijo el funcionario.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.