Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content

Extradición de Grajales podría durar hasta un año

Extradición de Grajales podría durar hasta un año

Por: José Vásquez Chiriquí -

El profesor Roberto Moreno Grajales, detenido por unidades de Interpol, pasó ayer jueves su segunda noche en una celda del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en San José, Costa Rica, después de que un Tribunal Penal de ese país le ordenara la detención preventiva de dos meses.

La medida queda en firme el proceso de extradición a Panamá, donde se le requiere por el presunto delito de Homicidio (femicidio) en perjuicio de la docente Diosila Martínez Villarreal.

Publicidad

Moreno está en espera de su traslado a una cárcel en San José, donde deberá permanecer hasta que se cumpla todo el proceso de extradición, el cual puede tardar varios meses, aseguran las autoridades del vecino país, toda vez que le cabe el derecho a apelar su captura por la Interpol y las decisiones que tome el Tribunal Penal de Costa Rica.

El docente se mantiene con la misma ropa del martes cuando se le capturó en la comunidad de La Palma en Puerto Jiménez en Costa Rica.

Se espera que en cualquier momento las autoridades del Tribunal decidan dónde permanecerá detenido el panameño hasta que se pueda cumplir el proceso de extradición.

Sin embargo, explican que de vencerse los dos meses de arresto y no se concluye el proceso de extradición se volverá a presentar ante un Tribunal Penal para extender el plazo de arresto hasta que se cumpla con el proceso diplomático para ser trasladado a Panamá.

Las autoridades del vecino país no descartan que una vez se cumpla con los trámites que requiere la entrega del panameño por las autoridades ticas a los pares de Panamá, se haga vía terrestre por el sector de Paso Canoas.

Roberto Moreno Grajales, quien es el principal sospechoso del homicidio de la profesora Diosila Martínez Villarreal, ocurrido el 11 de noviembre de 2016, se hacía pasar por trabajador agrícola y utilizaba diferentes nombres y nacionalidades para evitar ser ubicado por las autoridades del vecino país. Sin embargo, el jefe de la Interpol de Costa Rica, Gustavo Chinchilla, reveló que en los últimos 15 días recibieron información precisa que permitió su captura en una vía pública en el lugar antes mencionado.

Gladys Villarreal, madre de Diosila Martínez Villarreal, quien fue asesinada en el 2016 y enterrada en una fosa clandestina en el distrito de Renacimiento, pide que una vez sea tras- ladado el principal sospechoso del homicidio se le formulen los cargos y se le pueda aplicar todo el peso de la ley.

“Me siento contenta por su captura, porque tendrá que enfrentar la justicia panameña, por el homicidio de mi hija y las afectaciones causadas a sus dos hijas, quienes todos los días se acuerdan de su mamá”, afirma Villarreal.

Asegura que él (Roberto Moreno Grajales) tiene que pagar lo que hizo con su hija, la cual no merecía que se le quitara la vida y mucho menos de la forma como cometió el femicidio.

La señora Gladys Villarreal asegura que esta consciente de que la captura y audiencia que se le efectuara no le devolverá a su hija, pero se hará justicia por el crimen cometido y que la sociedad en general sepa que nadie tiene el derecho a quitarle la vida a otra persona.

Al docente se le vincula directamente al homicidio de la profesora Diosila Martínez Villarreal, ocurrido el 11 de noviembre de 2016 y cuyo cuerpo fue encontrado el 15 de diciembre en una fosa clandestina ubicada en una finca de la familia Grajales en el distrito de Renacimiento.

Por este caso se mantiene con medida cautelar como cómplice secundaria a la señora Deysi Grajales, madre del profesor detenido en Costa Rica.

Block title
Block content
Block title
Block content