Jóvenes piden que no los persigan

Por: Delfia Cortez -

Jóvenes bailarines en Colón se sienten perseguidos por la Policía que los corretean cada sábado cuando se reúnen a practicar sus coreografías.

Más de 50 jóvenes se reúnen en diversos sitios buscando el espacio para ensayar, pero la seguridad y los uniformados los desalojan, según dijeron.

Ellos piden que los entiendan, que no andan metidos en pandillas, que tienen otras aspiraciones, que son buenos, pero que no les cierren las puertas, ya que bailar no le hace daño a nadie.

Omar, uno de los bailarines, aseguró que han tenido problemas por bailar en espacios vacíos, y ahora tienen que reunirse a escondidas como si estuvieran haciendo algo malo.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.