Lo aniquilan en Cerro Batea

Por: Carlos A. Rodríguez -

La muerte nuevamente se asoma en el distrito de San Miguelito. Josué Palomino, de 23 años, fue asesinado de cinco balazos por dos sicarios, ya identificados por las autoridades.

El hecho de sangre se registró la tarde del viernes en el Sector H, específicamente detrás de la empresa Tortimasa, en Cerro Batea.

El cuerpo quedó tendido en una vereda, boca arriba, en medio de un charco de su propia sangre. Presentaba cinco orificios de bala: uno en la nariz, mejilla lado izquierdo, muslo derecho y, finalmente, uno en el pecho, que se presume fue el que acabó con su vida. Las autoridades, manejan información que los posibles responsables son los apodados

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.