Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content

Migrantes querían salir de refugios y fueron retenidos

Por: Redacción Crítica -

Meses encerrados, ha colmado a los más de 1,900 migrantes que se encuentran en refugios en la provincia de Darién, sobre todo los que se encuentran en Peñitas.

Decenas de migrantes, el pasado jueves, salieron en un gran grupo, para caminar y seguir la ruta que han emprendido y es llegar a América del Norte.

Publicidad

Los caminantes tuvieron que ser replegados y retenidos por unidades del Servicio nacional de Fronteras, quienes tuvieron que utilizar la fuerza, para lograr que los mismos volvieran a su refugio y así evitar que exista más contagio de Covid-19.

Oriel Ortega, director del Senafront, manifestó que los migrantes querían seguir su rumbo hacia la frontera de Chiriquí, pero que ante la dificultad de comunicarse con ellos, por el idioma, se les complicaba explicarle la situación que se vive en Panamá y el mundo por la pandemia.

Ortega resaltó que las fronteras se encuentran cerradas, que si los migrantes van a Chiriquí se van a encontrar con otra situación similar y que si regresan a Colombia, tampoco los dejarían entrar, por lo que es mejor que se mantengan en los refugios, donde son atendidos hasta que todo esto pase.

El Director General, explicó que han mantenido comunicación con La Cruz Roja y Unicef, para que con la ayuda de traductores les puedan explicar a los migrantes la situación que se vive a nivel mundial por la pandemia.

Estos migrantes son, en su mayoría, provenientes de Haití, Chile y Brasil, además vienen de India, Ecuador, Guinea, Pakistán, Angola, Sirilanka y otras nacionalidades. Muchos de estos migrantes con nacionalidad chilena, ecuatoriana y brasileña, son niños que han nacido en estos países al momento del viaje de sus padres.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content