Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content

Murió en persecución policial

Por: William Sala Crítica -

Desconsolada se encuentra una familia que pide justicia por la muerte de forma insólita del más pequeño de la casa.

El adolescente, de 16 años, murió el lunes mientras era perseguido por unidades de la Policía Nacional en Las Mañanitas.

Guillermo Arsenio Solís Cisnero, a víctima, no tenía antecedentes penales y mucho menos fama de ser una persona conflictiva, por el contrario, era un "ángel de Dios", dijo una vecina.

Arsenio Solís, padre del menor, reconoce que no se lo van a devolver, pero tampoco quiere que la muerte de su hijo quede impune.

La víctima, quien sufría un soplo en el corazón, fue llevado en un patrulla al cuarto de urgencias del hospital Irma De Lourdes Tzanetatos, donde los médicos de turno decretaron su fallecimiento.

El hecho

A las 6:30 p.m., Arsenio, padre del menor, desde el sofá de su casa, en Génesis, veía el noticiero estelar cuando fue informado de la tragedia.

Media hora antes, cuatro jóvenes, entre ellos dos de sus hijos, salieron a manejar bicicletas, pero en el camino decidieron pasar a la estación de combustible Delta para llenar de aire la trompeta; de retorno a las viviendas se toparon con un autopatrulla del cual se bajaron tres policías que empezaron a darles persecución policial.

Cada joven empezó a pedalear de forma rápida e Iván, hermano mayor de Guillermo, más diestro en el manejo de bicicleta, escapó dejando atrás a la víctima junto a Víctor Manuel Lemos González, de 23 años, y Ariel Iván Quirós Domínguez, de 18 años.

A estos últimos, la Policía Nacional los captura, mientras que Guillermo, supuestamente, se cae de la bicicleta, como horas después declaran los testigos ante la Unidad Especializada de Homicidio.

Los retenidos ingresan al carro de la Policía Nacional y Guillermo, quien estaba inconsciente, es cargado por dos unidades y también es introducido al vehículo y luego los trasladan al cuarto de urgencias del hospital en Tocumen.

Una vez la familia se presentó al recinto médico, allí reciben información de que solo se cayó del autopatrulla. Esto incomodó mucho a los parientes.

Por otro lado, una unidad llamó aparte a Iván y le explicó que había muerto su hermano, de acuerdo con el diagnóstico de los doctores.

Víctor y Ariel, supuestamente, fueron golpeados por los policías y trasladados a las instalaciones de la Fiscalía Auxiliar para rendir declaración jurada. Allí, ambos jóvenes confirmaron que Guillermo se cayó de la bicicleta, según informó Rafael Baloyes, de la Unidad Especializada de Homicidio.

La víctima cursaba el segundo año, e iba a ingresar a una escuela privada. Solo salía de casa con su hermano mayor a manejar bicicleta cuando este se encontraba de día libre del trabajo.

Block title
Block content
Block title
Block content