No llegó a conocer a su hijo

Un día después de que su hijo nació, fue asesinado de cuatro tiros en Nueva Esperanza Arriba, en el corregimiento de la 24 de Diciembre.

William Sala / Crítica

Un día después de que su hijo nació, fue asesinado de cuatro tiros en Nueva Esperanza Arriba, en el corregimiento de la 24 de Diciembre.

El vendedor de DVDs Eric Álvarez, de 21 años y apodado “Ricky”, aunque trató de conocer a su heredero, no pudo, ya que al llegar al hospital no lo pudo ver, dijo un familiar. Al día siguiente, el miércoles en la noche mientras conversaba con un amigo en la puerta del cuarto que alquilaba, fue ultimado de cuatro tiros.

“Sangre, no me dejes morir”, fueron las últimas palabras que dijo la víctima, según un testigo.

Por ahora no hay detenidos y los responsables huyeron por la parte de atrás de la vivienda. Eran dos hombres trigueños, y uno de ellos usaba suéter blanco.

Un testigo contó que la comunidad no era violenta, pero ha cambiado a raíz de la venta de estupefacientes.

La familia desconoce si Erick había recibido algún tipo de amenazas de muerte.

Un amigo de la víctima intentó darle los primeros auxilios. El hombre, quien todavía estaba con vida, iba a ser llevado en un taxi a un recinto médico, pero en ese momento llegó la policía y se quedó allí.

Los organismos de seguridad desconocen el móvil, pero todo a punta a que los homicidas eran conocidos de la víctima y que viven cerca del lugar de los hechos.


Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.