¡No soy sicario, no maté a Lara!

¡No soy sicario, no maté a Lara!

¡No soy sicario, no maté a Lara!

Por: -

El colombiano Yeison Felipe Possu Mera afirmó ayer que no es sicario. Soy inocente...no tengo nada que ver con el asesinato del subdirector del Registro Público de Panamá, Agustín Lara.

"Pipe Possu", de 30 años y oriundo de Cali, se entregó a eso de las 2:43 p.m. en la unidad de homicidios de la DIJ en San Miguelito. Llegó en una camioneta Prado azul agarrado de la mano con su abogada Sarai Blaisdell.

Publicidad

El caleño vestía suéter y pantalón negro hasta la rodilla que lo largo del muslo izquierdo llevaba la impresión "Johnny". Utilizaba zapatillas multicolores y portaba aretes dorados en ambas orejas. En su cabello llevaba una mecha color castaño producto del tinte.

"Realmente soy inocente. No tengo que ver nada en esto. No me presenté en el momento, porque sentía miedo y quería una buena defensa. Prácticamente estuve escondido... no podía salir, tenía miedo porque me estaban buscando sin tener una defensa digna", exclamó Possu, quien mostraba frialdad no dejaba ver temor ante el tremendo problema legal que enfrenta.

El indiciado dijo que lleva entre 7 y 8 años en Panamá y ha trabajado en mensajería para empresas e independiente y como ayudante de construcción. Possu Mera tiene tres hijos: dos panameños y uno colombiano

Su abogada Sarai Blaisdell casi gritó: ¡ese hombre es inocente y lo vamos a demostrar!.

Ella alega que el testigo protegido No.211 y un herido durante el ataque a Agustín Lara, no revelaron detalles importantes que identifican a Yeison: el tatuaje con el nombre de uno de sus hijos que lleva en el cuello derecho y una pequeña cicatriz en su labio (lado izquierdo).

El testigo protegido dijo que vio de manera directa al sicario ese 14 de noviembre cuando asesinó a Agustín Lara, pero omite características elementales que identifican a mi representado, exclamó la defensora.

Han dicho que el homicida no llevaba mascarillas, ni casco, algunos alegan que portaba una gorra, pero en la carpeta de la investigación no señalan una característica fundamental que es el tatuaje en el cuello de la persona que supuestamente disparó, ni la cicatriz en el labio, insistió Blaisdell.

Possu Mera es concuñado del también colombiano Sebastián González Sánchez, de 23 años, imputado y detenido como cómplice primario, por conducir la moto que transportaba al sicario.

Sarai Blaisdell adelantó que no pretenden buscar un acuerdo de pena, porque Possu Mera es inocente y queremos que los $10 mil que ofrecía de recompensa la Policía Nacional por su captura, se lo den a los niños pobres de Panamá para estas navidades.

La abogada explicó que a Yeison lo tratan de vincular "simplemente por un mal informe telefónico", porque el señalamiento del testigo directo, es un informe tipo cangrejo que nace posterior a ciertas investigaciones.

El sobreviviente dice que no puede reconocer el sujeto a corta distancia, pero se identifica a Jeyson en base a una fotografía ambigua de su pasaporte, sostuvo Sarai Blaisdell. Además existe un fragmento de video -que según la defensora- no tuvo control posterior y la persona que iba en la motocicleta no guarda las características de su cliente.

El tema de los tatuajes en el brazo derecho que incluye otro nombre de los hijos del colombiano, no se puede valorar, porque el sicario que acabó con la vida del subdirector del Registro Público, llevaba manga larga.

El colombiano no pudo responder a los periodistas que le preguntaron dónde estaba al momento en que se produjo el asesinato por encargo de "Pin" Lara, porque su abogada exclamó: ¡eso es todo...no va a contestar más nada!, el resto lo vamos a demostrar en la sala de audiencia.

Yeison Felipe Possu Mera pasó anoche en el sistema carcelario de la DIJ cerca a la Roosevelt, en espera de ser llevado en las próximas horas ante un juez de garantías.

Contenido Premium: 
0