Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content

Rescatan a una indígenas después de 3 meses de prisión

Por: Pablo Castillo Miranda / Panamá Oeste -

Una menor de edad de la etnia indígena, que laboraba como empleada doméstica en una casa de familia en el corregimiento Barrio Colón, en el distrito La Chorrera, fue rescatada la mañana de ayer, lunes, después que vecinos denunciaron el hecho a las autoridades.

Funcionarios del Ministerio Público llegaron al lugar y abrieron la puerta para sacarla.

Publicidad

Hechos

De acuerdo con versiones de vecinos, la menor les relató que hace alrededor de tres meses que sus patrones se fueron a la provincia Chiriquí; le indicaron que la dejaban con las puertas bajo llave porque regresarían la semana siguiente, sin embargo, no fue verdad, y hasta la fecha se desconoce el paradero de los dueños de la residencia.

Una vecina informó que ella le llevaba comida a la adolescente y se la pasaba por una ventana, ya que no podía cocinar los alimentos porque tanto las puertas principales como la del cuarto donde dormía, los patrones las habían dejado cerradas por la parte de fuera.

Unidades de Criminalística y de la Fiscalía Delegada de La Chorrera derribaron la puerta principal utilizando herramientas para ese fin y posteriormente dentro de la casa usaron el mismo mecanismo para abrir la puerta del cuarto donde se encontraba la menor.

Investigaciones

El Ministerio Público inició inmediatamente las indagaciones y trasladó a la menor en primer lugar al Hospital Regional Nicolás A. Solano, para una evaluación médica, y posteriormente fue llevada a la Fiscalía Delegada, hasta las últimas horas de la tarde de ayer.

Una alta fuente de la Policía Nacional en La Chorrera informó que la menor permaneció varios meses dentro de la casa sin poder salir porque estaba encerrada en el cuarto asignado a ella.

Se investiga si los dueños de la casa se relacionan con una pareja que fue detenida en la provincia Chiriquí con un cargamento de drogas, hace meses.

En el estacionamiento de la residencia donde fue privada la menor hay un auto todo terreno marca Toyota Prado, de color blanco, totalmente nuevo, y un sedán de color azul.

Block title
Block content
Block title
Block content