Sarasqueta: ‘Traidores quieren apoderarse de CD’

Por: Eliécer Navarro Crítica -

Faltando dos meses y medio para celebrarse las elecciones internas del opositor Cambio Democrático, hay tres corrientes definidas peleando los principales puestos de su directiva.

Se trata de las facciones "Renovación CD" (liderada por el presidente encargado del partido, Rómulo Roux, y Mario Miller); "Orgullosamente CD" (que encabezan la exministra Alma Cortés y el exsecretario de Comunicación del Estado, Luis Eduardo Camacho); y "El Cambio Va" (cuyos líderes son Rodrigo Sarasqueta, Carlos Zavala y el tres veces legislador Miguel Bush).

Uno de los miembros de esta última facción -Sarasqueta- ha advertido que existe un cuarto movimiento, encabezado por los 15 diputados "traidores" que ignoraron la línea del pasado 1 de julio de 2015 en la elección del nuevo presidente de la Asamblea Nacional, y que están agrupándose para tratar de obtener puestos en la próxima directiva de CD.

"Son diputados serviles al gobierno de Juan Carlos Varela", señala Sarasqueta, quien fue secretario de seguridad en el gobierno del expresidente Ricardo Martinelli.

Ustedes no son tan conocidos como los miembros de las otras dos corrientes. ¿Cómo piensan ganar?

Este movimiento se fundó hace 3 meses, cuando dieron aviso de que iban a darse elecciones internas para convencionales. Comenzamos a reunirnos para sacar la línea del movimiento. Estamos agrupándonos con el fin de conseguir la mayor cantidad de convencionales para poder establecer y entrar en una nueva junta directiva, dependiendo de las alianzas que se hagan en el camino.

¿Cómo evalúa la situación actual de CD?

El partido se está moviendo internamente bastante fuerte. Hay tres corrientes definidas. Y hay otros diputados que fueron los que traicionaron la línea del 1 de julio, que están agrupándose para ver cómo tienen alguna fuerza dentro del colectivo.

¿Qué diferencia "El Cambio Va" de las otras facciones?

Una vez terminen las elecciones internas del partido y se renueve la directiva, el movimiento llamado "Renovación CD" pierde su esencia. Queda desnaturalizado, porque ya el CD ha quedado renovado, así que no tiene objetivo. Cortés y Camacho, que son lo mismo porque trabajan en el mismo lugar y con el mismo objetivo, quieren ver cómo se mantienen todavía con el control del partido.

¿Cómo opera un partido cuyo líder está fuera de Panamá?

Si bien se puede decir que Ricardo Martinelli no está en Panamá, es el líder del partido, y creemos que debe mantenerse como presidente, como él mismo lo ha manifestado, porque es el único líder del partido que está vivo; el panameñismo y el PRD tienen líderes que están difuntos. Él no está ausente, se mantiene activo aún en el partido, incluso me he enterado de que postuló una nómina como convencional para el corregimiento de San Francisco.

¿El partido puede funcionar aunque Martinelli no esté?

Nosotros somos una fuerza viva y no te quepa la menor duda de que podemos seguir funcionando. El panameñismo no ha dado la talla en el gobierno. Quienes votaron por el panameñismo están decepcionados con lo que está pasando con la economía. El PRD sigue dividido, y si se siguen mirando el ombligo, no son ninguna opción. La opción es el CD.

El partido sigue funcionando. Tú levantas un teléfono y es como si estuvieras aquí presencialmente. Sin embargo, hay que decirlo, hay miembros del partido que han violado las directrices del partido, que son los diputados que traicionaron la línea, prefieren hacer lo posible para que Martinelli esté fuera de Panamá, porque para ellos les representa tener un espacio mayor a que si Martinelli regresara. Considero que su situación procesal quedará esclarecida, y Ricardo Martinelli prontamente regresará a Panamá a retomar el liderazgo del colectivo.

¿Qué debería pasar con estos diputados?

Definitivamente, que ninguno de esos diputados traidores deben estar en la directiva. Me imagino que van a tratar de obtener el control, porque han postulado su nómina. Se darán diferentes alianzas, pero puede tener seguro de que "El Cambio Va" no tendrá alianza con ninguno de estos diputados, porque están al servicio del Gobierno. Esos diputados no tienen palabra porque muchos de ellos habían perdido su curul, luego de las impugnaciones, y fueron a llorarle a Martinelli para pedirle apoyo en las elecciones parciales, y a pesar de que Martinelli les buscó los votos, algunos traicionaron ese último favor.

¿Usted dice que estos diputados trabajan para el gobierno de Varela?

Ellos están al servicio del partido gobernante, del Gobierno, y de las fuerzas que controlan al PRD del lado de Rubén De León, y del lado de los panameñistas. Conversan todos los días. Trabajan en conjunto.

¿Si su movimiento llegara a dominar la directiva, le harían un proceso disciplinario a estos diputados para expulsarlos?

Yo pienso que sí. A mi juicio, no tienen moral política.