Teniente mata a su esposa y subteniente

La Unidad de Homicidios de la Fiscalía Auxiliar de la República mantiene bajo investigación al teniente Melquiades Rodríguez, de 43 años, por estar señalado en los

Carlos A. Rodríguez / Crítica

La Unidad de Homicidios de la Fiscalía Auxiliar de la República mantiene bajo investigación al teniente Melquiades Rodríguez, de 43 años, por estar señalado en los asesinatos a tiros de su esposa, la sargento primero Aracelis Aranda, y el subteniente Alberto Murillo Gómez, ambos de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ).

El hecho de sangre se registró a las 9:20 de la noche del pasado viernes, en el cuarto piso de la Sala de Cirugía del Hospital San Miguel Arcángel.

Ataque

Las versiones indican que el agente de seguridad del hospital intentó bloquear el paso, pero este oficial ensañado lo empujó y siguió hasta el lugar donde se cometió el ataque.

Las unidades de la DIJ se encontraban conversando cuando fueron sorprendidos por el oficial asignado a la estación de policía de Parque Lefevre.

Melquiades presentó su placa ante la seguridad del hospital, penetró la sala y sin mediar palabras apretó el gatillo en contra de ambos.

Disparos

Primero impactó al subteniente en la ingle y en el estómago, este cayó al piso agonizando.

La sargento, para defenderse, intentó sacar su arma; pese al esfuerzo fue acribillada con 14 impactos de bala en distintas partes de su anatomía.

En la escena se contabilizaron 16 casquillos de pistola 9 milímetros.

Entrega voluntaria

El agresor fue detenido en el lugar de los hechos, luego de entregarse a un sargento.

Mientras todo eso sucedía, los médicos, como entes auxiliares, se movilizaron a la sala y trasladaron en camilla internamente los dos cuerpos abatidos a la Sala de Urgencias, sin embargo, tras los esfuerzos infructuosos, a ambas unidades se les dictaminó su fallecimiento.

Dolor en el hospital

Familiares de las tres personas involucradas en el incidente rompieron en llanto al conocer la lamentable noticia del sangriento suceso.

El complejo hospitalario fue sitiado por decenas de oficiales de la Policía Nacional.

La sargento Aranda estaba asignada esa noche a custodiar a un recluso que se encontraba recluido en el citado centro médico.

La misma ejercía funciones hace 6 meses en el Sistema de Aprehensión de la DIJ de San Miguelito.

La sargento Aranda dejó en la orfandad a tres menores, dos de ellos era con su actual pareja y homicida, y residían en el distrito de San Miguelito.

Buena compañera

Compañeros, bajo el anonimato, informaron que la sargento Aranda era trabajadora, amable, alegre y responsable en su trabajo.

“Ella era buena policía”, dijo un compañero.

Mientras, Murillo, de igual forma conformaba la unidad del Sistema de Aprehensión, pero en la sede de la DIJ en Ancón. Dejó en orfandad a dos hijos.

El agresor se encontraba asignado a la armería de la subestación policial de Parque Lefevre.

Policía lamenta pérdida

La Policía Nacional lamentó la pérdida de dos unidades policiales y destacó en un comunicado que tanto el teniente Rodríguez como el subteniente Murillo se encontraban en su día libre.

La entidad policial señala que el hecho es investigado por el Ministerio Público.

Mientras, las autoridades del hospital, del Ministerio de Salud y de la Policía se reunirán mañana para establecer mecanismos en torno a la seguridad en el hospital San Miguel Arcángel, y el control del ingreso de uniformados no asignados al nosocomio.

30 asesinatos

Con el homicidio de Aracelis Aranda, el Observatorio Panameño contra la Violencia de Género (OPVG), adscrito a la Defensoría del Pueblo, indica que hasta la fecha se ha reportado el asesinato de 30 mujeres durante este año.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.