Una bala atravesó su corazón

Por: William Sala -

Fallan plan para matar a su enemigo, pero en el atentado acabaron con la vida de una inocente adolescente de 15 años, integrante de una familia trabajadora y honrada que reside en Calle R, urbanización Cerro Viento, en el corregimiento de Rufina Alfaro, distrito de San Miguelito.

Jessica Esmeralda Dean Valenzuela es la víctima. Fue asesinada de un tiro en el tórax que atravesó su corazón, la noche del viernes, informó su madre Olivia Valenzuela, a quien la comunidad cariñosamente llama "China".

Olivia, una dominicana radicada en Panamá, quedó desconsolada por el homicidio de su hija, a quien minutos antes le dio permiso de ir a la tienda a comprar un chicle.

Jessica resultó herida de muerte a 10 metros de su casa cuando regresaba de la tienda.

Una vecina informó a la madre de la tragedia y de inmediato Olivia corrió a la calle y, en su desesperación por salvarle la vida, la agarró en sus brazos; pero el paramédico Bolívar Ávila destruyó sus esperanzas al explicarle que estaba muerta.

Jessica, quien no tenía antecedentes penales y era muy querida en la comunidad, fue arrebatada del seno de sus seres queridos por coincidir con un grupo de cuatro jóvenes a quienes iba dirigido el atentado, agregó la fuente.

Los delincuentes llegaron a bordo de una camioneta Pathfinder negra y abrieron fuego contra sus enemigos.

Los presentes confundieron el ruido de las balas que escucharon esa noche con los fuegos artificiales que se acostumbran lanzar durante las fiestas.

Jessica murió empuñando en sus manos el chicle.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.