Viagra no tiene efecto en pela'os

¡Ey, pela'o!, tú que crees que te haces el “priti” tomando Viagra para que la “demencia” dure más tiempo..., te informo que te equivocas. Te explico por

Jorge Gutiérrez Sanjur / Crítica

¡Ey, pela'o!, tú que crees que te haces el “priti” tomando Viagra para que la “demencia” dure más tiempo..., te informo que te equivocas. Te explico por qué.

El sildenafil, componente químico activo de la Viagra, dilata las arterias para que la sangre fluya mejor; pero en los jóvenes no tiene ningún efecto, así lo explicó el dr. Rafael Carrión, urólogo, profesor en la Universidad del Sur de la Florida, en Tampa.

Carrión advirtió que el hecho de tener las arterias dilatadas no es malo, pero sí los efectos secundarios del medicamento, fabricado por el laboratorio Pfizer. La pastilla azul puede causar subidas de presión, dolores de cabeza, enrojecimiento de la cara (ruborización) y hasta problemas para respirar. El galeno dijo que no hay cambio en el rendimiento sexual porque los jóvenes mantienen niveles normales en ese aspecto. Desmintió, además, la posibilidad de sufrir un paro cardiaco. Esto, claro, si se es un joven con condiciones fisiológicamente normales.

El urólogo reveló que se prescribe Viagra a jóvenes a los 18 años con condiciones congénitas o de otra índole que podrían causar disfunción eréctil.

Otras causas que pueden provocar esta condición y de las que ningún hombre se escapa son los golpes en las partes nobles. En esos casos, también se les receta Viagra, aclara Carrión.

Cosas de la mente

La dra. Luz Jaimes, sexóloga del Hospital Carreño, en Caracas, Venezuela, señaló que la angustia en jóvenes es por rendimiento y satisfacción de la pareja; mientras que en adultos es por diagnósticos varios.

Jaimes agregó que se falla por inseguridad, miedo. Se tiene presente alguna falla que tuvo y se quedó “enganchado”. “Él cree que con el medicamento saldrá de eso y hay que trabajarlo con psicoterapia”, advirtió.

Disfunción eréctil

La condición de disfunción eréctil no es exclusiva de la tercera edad, aclaró Carrión. “Hay condiciones congénitas en las que pacientes nacen con algún elemento tanto de disfunción eréctil como de disfunción sexual”, afirmó. Agregó que hay pacientes que desarrollan algunas condiciones cuando son infantes -como diabetes- o tienen alguna anomalía en su función vascular.

Un paciente en condiciones normales podrá notar un cambio en su rendimiento (muy leve) desde los 30 años. Con la edad sigue cambiando, pero no por la edad en sí, si no por elementos que van surgiendo, como aumento de peso, bajo nivel de testosterona, elevado nivel de colesterol, ingestión de comida poco saludable, etc.

Entero a los 60, 70... ¿80?

El médico urólogo aseguró que una persona con una fisiología normal a los 60 años puede tener un rendimiento sexual normal. “Tengo pacientes de 70 años que pueden tener una función (sexual) normal y relaciones normales, sin ayuda”, comentó.

Cuando uno llega a una edad avanzada, como 80 años -ya hemos dicho que las funciones bajan en porcentaje según avanza la edad-, hay factores psicológicos y orgánicos que influyen; pero en general no es igual que antes, según Carrión. “En edad avanzada, el asunto es psicológico, si se está fisiológicamente bien”, apuntó.

Acerca de la eyaculación en la tercera edad, el doctor Carrión explicó: “Con la edad, especialmente con cambios en la próstata, desaparece la eyaculación; pero se siguen sintiendo los orgasmos”. Adicionalmente, dejó claro que ambas cosas -eyaculación y orgasmo- son diferentes, pues hay quienes tienen un alto nivel de disfunción pero eyaculan; mientras que hay otros que solo sienten orgasmos, sin eyacular.

Señales de alerta

Sin titubear, Carreón dijo que de 80% a 85% de los casos de disfunción eréctil se dan por causas biológicas. Antes -explicó- se pensaban que eran por causas psicológicas.

Mencionó que se atienden parejas que tienen frustraciones por el repentino bajo rendimiento, e inclusive hizo alusión a que hay hombres que prefieren que sus esposas piensen que tienen otra mujer a que se den cuenta de que sufren disfunción.

Pero la alerta va más allá de “¡oh oh, no funciono!”. Carrión enfatizó que una alerta por disfunción eréctil podría significar alguna anomalía en el organismo más allá de lo sexual.

Enumeró causas como cambios en el sistema vascular, el colesterol está subiendo o hay desarreglos con la presión. Por eso, recomienda acudir al médico de cabecera para descartar que otras sean las causas de la disfunción, más que ir al urólogo directamente.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.