Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Lo entierran al ritmo de balas

Con selfies, balas, música y gritos, así se despidieron a Jorge Pérez Luzcando, quien fue asesinado la noche del domingo en la comunidad de Miramar,  distrito de Santa Isabel en la costa arriba de Colón, en un centro de diversión nocturna.
Los amigos, familiares y conocidos de Pérez Luzcando le dieron último adiós en medios de gritos de dolor.
El féretro con los restos del joven fue paseado por diferentes lugares, entre ellos Altos de los Lagos, lugar donde residía.
Pérez Luzcando se convirtió en la víctima número 14 de este año en la provincia de Colón, una zona de plomo y muerte.
Los funerales en los que corre el guaro, se fuma kenke y se llora a gritos son propios de los barrios, donde el dolor se expresa sin tabúes, ataduras o limitaciones.


 

Cover video: