El sueño en el que veas unas aves afanadas en la construcción del nido, que más adelante incuben en éste los huevos de los que poco después nacerán los polluelos, presagia que obtendrás un apreciable progreso patrimonial o que recibirás el favor de personajes de alcurnia o renombre social. Quizás albergues un talento que aún no has aprendido a emplear.

Si en el sueño ves el nido vacío, porque los pájaros lo hayan abandonado, el pronóstico cambia de sentido y es anuncio de penas, soledad y amargura debidas a la miseria.

Publicidad

El nido es también símbolo de femineidad; si eres soñador y acechas cerca de uno con el objeto de robarlo, es revelación de deseo sexual.

Por el contrario, si eres soñadora y sorprendes a alguien robando un nido, el sueño manifiesta temor a las intenciones y falacias de los hombres.