Aprende a cuidar tus libros

Los libros son como oro en polvo para la educación, pero estos, con el paso del tiempo se van deteriorando. Hoy te traemos algunos consejos para que

Redacción / Contacto

Los libros son como oro en polvo para la educación, pero estos, con el paso del tiempo se van deteriorando. Hoy te traemos algunos consejos para que aprendas a cuidarlos y mantenerlos en óptimas condiciones.

-Limpieza. Los libros suelen acumular cantidad de polvo, y para quitárselo basta con un plumero o un aspirador pequeño.

Lugar para guardarlos. Es conveniente que el lugar donde se encuentren los libros no sea demasiado seco, ya que esto puede alterar o arruinar las hojas, además de deteriorar la encuadernación por el resecamiento de la goma. Por eso, es muy importante no colocar nunca los estantes para libros encima de estufas, calefactores o cualquier fuente de calor.

Hojas con humedad. Si hay humedad, lo mejor es colocar un poco de talco entre las hojas, cerrar el libro y apretarlo con algún peso durante varios días. Pasado este tiempo, retirar el peso y sacudir con un cepillo suave las páginas para retirar el talco.

Páginas pegadas. Si algún libro tiene las páginas pegadas, no debemos pensar que es irrecuperable. Colocamos las páginas sobre vapor de agua y con mucha paciencia las separamos. Si es necesario, repetiremos la operación varias veces.

Estantes planos. El estante donde ubiquemos los libros siempre tiene que estar plano, horizontal, no es conveniente que estén inclinados, ya que los libros tienden a deformarse.

-No los rayes ni ensucies. Evita doblarlos con la tapa hacia afuera.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.