Gestos que te delatan

Por: Redacción -

Bien dicen los que han tenido años de vivir juntos que cuando hay una discusión en pareja, cuyo principal motivo son los celos, es necesario que esté pendiente de todos los gestos, más que nada los del rostro, pues ellos dirán cuándo el hombre o la mujer están mintiendo.

Según el reconocido psicólogo norteamericano Paul Ekman, existen más de tres mil gestos faciales, comunes a todas las culturas, que son capaces de revelar los verdaderos sentimientos de las personas aunque muchas traten de ocultarlos.

Se trata de las llamadas microexpresiones faciales, que no son más que gestos involuntarios que duran centésimas de segundo y que pueden revelar el estado anímico que queremos ocultar. Y es allí donde se encuentra la mentira.

El especialista tardó cinco años para afirmar tal conclusión, estudiando en África y recorriendo países como Argentina, Brasil, Chile, Nueva Guinea y Papúa. Fue así que pudo comprobar la teoría que lo había obsesionado toda su vida: que las expresiones humanas son universales.

Por ejemplo, un hombre que le dice a su amante que dejará a su esposa y, acto seguido, se rasca la nariz. Este gesto revela que está ocultando algo y es común en la mayoría de los hombres. Lo mismo ocurre cuando una persona que, con toda la convicción del mundo, asegura no ser culpable de algo, pero mientras lo hace encoge sus hombros: es su cuerpo que está contradiciendo el discurso.

Ekman señala que la mirada también puede traicionarnos. "Cuando interrogamos a alguien acerca de algo que ocurrió, de manera involuntaria el sujeto desvía la vista para recordar. El mentiroso, en tanto, 'vomita' su discurso porque tiene todo aprendido y no tiene que explorar en sus recuerdos", señaló.

Por otro lado, las cejas oblicuas denotan tristeza y, según Ekman, es una de las emociones más sinceras y difíciles de ocultar para los seres humanos; la mano sobre la cabeza es señal de vergüenza.

La risa forzada también se puede reconocer, pues según dijo, esta involucra menos músculos que una risa espontánea.

Ya lo sabe, de ahora en adelante hay que ser muy observador.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.