Le pagan 4 millones por rebajar

Por: Redacción -

Jessica Simpson ya ha tenido a su pequeña Maxwell Drew. Y ahora lo que le preocupa es volver a recuperar la esbelta figura que lucía antes de quedarse embarazada. No es una preocupación típica de estrella que quiere estar delgada -y más en su caso, pues siempre ha sido una chica de curvas-, sino que está obligada por un contrato que la compromete a perder peso.

Las imágenes no dejaban lugar a dudas, la cantante había cogido más peso del permitido y ahora va a costarle mucho trabajo reducir el volumen que ha adquirido. Confesó a la revista Elle, para la que posó desnuda y embarazada en abril, que ha llegado a pesar casi 80 kilos. Simpson ha firmado un acuerdo con Weight Watchers, una empresa que establece planes de acción y técnicas de adelgazamiento.

Publicidad

La actriz y cantante Jennifer Hudson es la imagen de Weight Watchers gracias a su asombroso cambio de imagen, pero el reto de Jessica Simpson puede convertirse en nuevo emblema para la empresa. La actriz, cantante y diseñadora ha firmado un contrato con esta empresa por valor de 4 millones de dólares, para establecerle un plan de ejercicio y de dieta.

Una fuente cercana a Jessica Simpson afirma que está entusiasmada por comenzar este plan: