No más uñas cosmestibles

Por: Selene Ricord -

El comerse las uñas es una adicción que viven a diario, en su mayoría, las mujeres.

Ansiedad, estrés, desesperación, nervios o simple manía, son algunas de las razones por las que las personas se comen las uñas.

Este mal hábito además de ser antiestético puede ser doloroso, causar infecciones y en algunos casos provocar baja autoestima.

Según la estilista profesional Nisla Delgado, de Perfect Bodie's, por la rama estética se puede solucionar este problema siguiendo estos consejos.

-Usa brillo de uñas amargo. En varias tiendas puedes encontrar esmaltes especiales que tienen un sabor superamargo y en cuanto muerdas tus uñas, te quedará un sabor tan desagradable que no querrás volver a meterlas a tu boca.

-Como muchas ya conocen, frotar un poco de ajo en tus uñas las mantendrá alejadas de tu boca.

-Mastica chicle. Cuando sientas la necesidad de llevarte algo a la boca, procura que sea una deliciosa goma de mascar.

-Pide ayuda a tus amigos, así cuando ellos te vean mordiéndote las uñas, te sacarán los dedos de la boca y te recordarán que no debes hacerlo.

-Hazte manicura y usa uñas acrílicas.


Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.