Quiere que sus letras sean una alternativa en su público

Quién imaginaria que a finales de los 80 un niño de apenas 10 años, llamado Zico Garibaldi, quien vivía en el barrio Río Alejandro, Colón, desarrollaría su

Karoline Santana / VIVA / Fotos cortesía.

Quién imaginaria que a finales de los 80 un niño de apenas 10 años, llamado Zico Garibaldi, quien vivía en el barrio Río Alejandro, Colón, desarrollaría su amor por la música, en especial el reggae, y todo porque estaba rodeado de personas de doctrina rasta, que escuchaban dicho género.

Kafu Banton, apodo artístico de Zico, asegura que sus raíces musicales vienen de sus tíos, que eran cantantes.

Su carrera comenzó oficialmente en 1997, cuando estudiaba en la secundaria y conoció a un primo de Ness, quien en ese año estaba en uno de sus mejores “momentos”, por lo que el cantante veterano lo inscribió en un concurso de reggae en la discoteca Patatus.

Sus primeras letras eran pensamientos positivos para la juventud, las que reflejó en un repertorio de más de 60 temas.

Kafu, un poco tímido y callado, plasmó más de su historia en el reggae y las visiones que tiene en su camino a través de una entrevista a VIVA.

En tus inicios, ¿tuviste problemas con tu familia por meterte a reguesero?

Mi papá siempre me apoyó; mi mamá era la que no quería que me dedicara a eso, pues quería que terminara mis estudios, pero a mí me gustaba mucho la música.

¿A qué artistas admirabas?

A Apache Ness y Aldo Ranks.

En cuanto al “man to man” con Dicky Ranking, ¿fue por ganar “rating” o por ser una moda?

Confieso que de mi parte sí existió una tirria contra Dicky Ranking, y es que el público contribuía a provocarlo, ya que le gustaba la controversia.

Primero saqué el “Madman” y el público decía que nadie podía cantar más rápido que yo. Luego Dicky Ranking sacó la plena “Quién puede cantar más rápido que yo”, es decir que él fue quien hizo la controversia, jamás entramos en discusión porque todo era musical, por lo que se disparó mi “rating”.

Aquella vez que hicimos el “man to man” todo quedó ahí, solo fue una presentación y jamás llegó a mayores.

¿Cómo quedaron las diferencias con Rodney Clark?

Esas fueron cosas que pasaron en el negocio, problemas como cualquier persona que se inicia en un trabajo, pero a mí no me gusta hablar de eso. Quiero que sepan que yo fui quien decidió renunciar, pero ya todo quedó en el pasado y hoy día nos hablamos bien.

Con la fama vienen los plagios. ¿Te han plagiado en tus años de carrera? ¿Cómo lo has manejado?

Sí he escuchado que me han plagiado, pero eso siempre pasa e inclusive hasta los mismos cantantes, productores y DJ de aquí, en su momento, en otros países se han hecho pasar por otros del patio.

Nunca hemos llegado a lo legal, porque no han hecho algo grande con eso y más es el papeleo que haré moviendo a los abogados para los pocos reales que me darán.

¿Cómo haces para mantenerte con los años y más ahora que los reguetoneros están pegados?

Para mí la música no es una competencia, pero me mantengo con los años haciendo buena letra.

El secreto está en que me convertí en un clásico, tanto así que cuando no saco plenas la gente me las pide.

¿Qué legado quieres dejar en el reggae?

Un legado de conciencia, de que las personas tengan una alternativa en mi música para poder coger un aire, pensar y tomar las cosas con calma.

¿Volverías a rapear rápido o esa etapa ya murió?

Creo que eso depende de la situación, del ritmo y de lo que el ritmo me pida, y más si es a dúo. En aquellas cantaba así porque era el ritmo de aquellos tiempos.

¿Cuál de los cuatro discos ha sido el que más éxito ha tenido?

Durante mi carrera he sacado al mercado cuatro discos: “The Best of Me” en el 2000, “Vivo en el ghetto” 2003- 2004, “Manteniendo la esencia” en 2007-2008 y “Kaboom” 2013, siendo el primero el que más éxito tuvo, porque en esa época se vendía más.

¿Tienes una edad para tu retiro musical?

Tengo unas metas que cumplir, pero afuera otras más como empresario. No me veo a los 50 años cantando, porque quiero una vida más “relax”, ayudando a nuevos artistas a producir.

¿Cómo manejas tu vida artística con la personal?

Los fanáticos solo me molestan un poquito, porque yo sé manejar la situación, así que no tengo complicaciones.

Existen mujeres acosadoras, ¿te ha pasado?

Te cuento que aquí en Panamá las mujeres me persiguen más que en el exterior. Por lo general, cuando una mujer se sube a la tarima, si no está tomada la dejo que baile en la esquina de la tarima, mientras tanto, no.

Hay algunas que se han propasado, pero no soy hombre de arrebatarme, simplemente miro para atrás para saber quién fue y sigo mi camino.

En tu carrera ¿qué momento ha sido el más difícil y cuál es tu secreto para seguir adelante?

La pérdida de mis seres queridos. He logrado seguir adelante teniendo resignación y fe en Dios. Por lo general existen personas que acostumbran a maldecirse y cuestionarse en vez de aceptar las decisiones de Dios.

¿Qué mensaje le das a los nuevos talentos?

La música requiere de mucho trabajo y se necesita de mucho tiempo, por lo que hay que ser perseverante. Pienso que para todo hay tiempo y cuando uno quiere algo hay que sacrificarse y ser perseverante; también deben tener en claro cuál es su verdadera prioridad.

Síganlo en las redes sociales Kafu Banton 507


Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.