Sobredosis de música y baile

La Vía Argentina fue el escenario perfecto para que decenas de personas gozaran hasta más no poder de La Fiesta de la Música. Desde las

Selene Ricord /VIVA / Fotos: Marly Domínguez

La Vía Argentina fue el escenario perfecto para que decenas de personas gozaran hasta más no poder de La Fiesta de la Música.

Desde las 9:00 p.m., panameños y extranjeros bailaron, cantaron y se divirtieron con una gran variedad de géneros musicales, y a la vez, degustaron deliciosos platillos de diferentes tipos de cocina.

La música no faltó en ningún momento, jóvenes, adultos y hasta miembros de la tercera edad pasaron una excelente velada al ritmo de mariachis, calipso, salsa, merengue, bolero, rumba, jazz, rock, tango y hasta karaoke.

La presencia extranjera se hizo notar, suizos, alemanes, colombianos, venezolanos, españoles y de más, con panfleto en mano, recorrieron cada uno de los bares. Algunos de ellos hasta cantaban y solicitaban sus canciones favoritas a los artistas.

En el Rincón Habanero no cabía, como se dice, un alfiler más. La presencia de la cantante Itzel deleitó a los presentes con un gran repertorio de música cubana y merengue.

El grupo español de flamenco Alma Gitana llenó de adrenalina el bar y restaurante El Fogón de Hilario, con una cantidad de boleros pasados a rumba, tangos y fandango.

Otro de los bares donde hubo mucha asistencia, fue La Tasca, de Durán, allí la agrupación Evolución interpretó una gran variedad de temas en salsa y merengue de reconocidos artistas, como Carlos Vives.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.