Sueños

Por: Redacción -

Si soñamos que sangramos, pero no hallamos el lugar de donde la sangre fluye, entonces esto nos muestra que tenemos un deseo ferviente que no podemos realizar y del que nos queremos liberar. Si la sangre brota en cantidad, entonces es probable que tengamos que tomar decisiones definitivas con respecto a nuestros anhelos.

Por lo general, estos sueños anuncian también sufrimiento, dolor o mal augurio. Si sangramos e identificamos de qué parte de nuestro cuerpo proviene, entonces alguien al que conoceremos pronto nos hará daño o alguno de los acontecimientos próximos traerán infortunio. También puede significar que estamos propensos a cualquier tipo de enfermedad.

Un sueño particular es aquel en el que vemos un río de sangre o que el agua se transforma en este líquido rojo. Esto nos muestra que los ciertos problemas de nuestra vida diaria nos aterrorizan, lo cual tal vez se deba a que exageramos las cosas antes de darle solución.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.