También afecta el humo de la ropa

Por: Redacción -

Los bebés que duermen con padres fumadores presentan niveles de nicotina hasta tres veces superiores a los que lo hacen en otras estancias debido al denominado 'humo de tercera mano', que es aquel que queda adherido a la piel o a las prendas del fumador, según un estudio realizado en Cataluña.

Aseguran que este humo alcanza concentraciones de sustancias tóxicas mucho más elevadas que en el aire lleno de humo.

Este trabajo revela que solo el 30% del humo de los cigarrillos es inhalado, mientras que el 70% restante va a la atmósfera y se deposita sobre los textiles, y estos lo retienen para liberarlo en contacto con la piel humana.

Así, el hábito de muchos padres que salen a fumar al balcón y después toman en brazos a su bebé es sumamente perjudicial. Se han realizado cultivos de células de la piel de bebés y se ha podido comprobar que la composición de la célula, la estructura y las propiedades de su tipo de piel se han visto afectadas negativamente.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.