Block title
Block content
Block title
Block content

‘Todos los obstáculos se superan’

Por: Alexis Lorenzo / VIVA -

Es actor, productor, empresario, ambientalista y, ahora, presentador, a sus 40 años de edad, muchos pensarían que la vida de Oscar Ramos ha sido perfecta y sin complicaciones; sin embargo, aunque no lo parezca es un sobreviviente del cáncer de tiroides.

Y es que para este reconocido personaje, el que le diagnosticaran esta enfermedad lo tomó desprevenido, pues no le gustaba ir al médico y si se sentía mal, simplemente se automedicaba, incluso en casos extremos cuando se cortaba con algo, agarraba pedazos de cinta adhesiva y se las ponía y seguía como si nada.

Revela cómo fue impactado por la noticia

Todo esto me llegó casualmente durante la grabación del programa, sentí una molestia. Fui al doctor, al principio no me detectó nada, solo me refirió a un oncólogo, algo que me dejó muy pensativo".

Tras atenderme con un oncólogo, me hizo una biopsia y me dijeron: "tienes cáncer", me quedé en "shock", de ahí tuve que esperar si tenía un tipo benigno o caso contrario, porque o me operaba o tenía que pasar por un tratamiento de quimioterapia.

Casualmente tengo una anécdota de ese día, mientras estaba en un tranque me puse a pensar y dije, tengo todo pago, no dejo a mi hija (la única que tenía en ese momento) y a mi esposa desamparadas, creo que he sido una buena persona, no creo haberle hecho algo malo a alguien. Pensé, si me voy, bueno, es hora y listo.

Admite que tuvo una segunda oportunidad

Al llegar a la casa y luego de hablar con mi familia, el doctor me llamó y me dijo que era operable y solo requería poca quimio, entonces entendí al ver a mi hija y a mi esposa, que podía seguir y no dejarme abatir porque si tengo una oportunidad, debo aprovecharla.

Finalmente me sometí a todos los tratamientos y, hoy, luego de cinco años en remisión que sería ya el periodo libre de cáncer, todos los resultados son negativos y estoy libre de esa enfermedad.

En ese instante yo estaba listo para irme, incluso en este momento lo mantengo, pero ahora sigo mi vida más relajado, puedo decir que lo mejor que me pudo haber pasado es que me diera cáncer porque cambié mi estilo de ver la vida y de seguir hacia adelante. Algo que entendí es que nadie tiene la vida comprada.

Proyectos y lado juvenil

Entre los nuevos proyectos en los que ahora estoy, está el de vender ovejas de raza para las personas que crían ovejas en fincas y que venden sus carnes, también soy socio de los restaurantes Nación Sushi, y en lo que resta del año tengo en planes poder abrir más locales en la ciudad.

Aunque no lo parezca y siempre me vean de saco y corbata, prefiero usar "jeans" y camisetas, hago mis ejercicios y me alimento saludable, todo esto adquirido luego de pasar el tratamiento del cáncer. Me siento mejor conmigo mismo y siempre estoy pendiente.

Pocos saben esto, pero saco mi patineta una vez a la semana y me voy por ahí, hago mis trucos extremos, también hago bodyboarding, yoga, artes marciales y un poco de boxeo, no soy de quedarme quieto, porque el cuerpo puede envejecer, pero la mente sigue siendo joven.

Apoya fundaciones

Siempre he visto este problema como un camino de superación, no soy de las personas que andan predicando esto por todos lados, pero a cualquier conferencia o evento que me inviten, con gusto me presento.

Por otra parte, sí estoy completamente con la fundación "Abou Saad Shriners" desde hace 6 años, que se encarga de enviar a hospitales en Estados Unidos a niños con quemaduras extremas y problemas ortopédicos y que todo el tratamiento sea gratis.

Block title
Block content
Block title
Block content