Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

A yudinga: Gente ayudando a gente

Johel Batista es un joven panameño de 16 años que, a diferencia de otros jóvenes, ayuda a sus semejantes a entender asignaturas tan difíciles como Física, Química

Jorge Gutiérrez Sanjur / Crítica

Johel Batista es un joven panameño de 16 años que, a diferencia de otros jóvenes, ayuda a sus semejantes a entender asignaturas tan difíciles como Física, Química y Matemática.

A los 14 años, e inspirado en una película, inició un proyecto llamado ayudinga.com, en el que por medio de videos, explica y hace entender a quienes estudian estas materias científicas de una forma diferente. La iniciativa de este pela’o ha llegado a interesar a personas en Chile, inclusive.

Batista cree que en el sistema actual todo se basa en quién obtiene la mejor calificación y no en las aptitudes que tenga la persona, así sea un estudiante con calificaciones regulares. De igual manera, cree que comparar es odioso -ejemplo, las comparaciones entre hermanos- y que si fuera por eso, todo el mundo todo pensaría igual y sería aburrido.

Crítica: ¿Cómo surge el proyecto?

Johel Batista: El proyecto surge en vista de una situación personal que estaba pasando cuando tenía 14 años en noveno grado: no me estaba yendo tan bien en Matemáticas como siempre, entonces en vista de la película “Red Social”, que narra la historia de la creación de Facebook, decidí hacer una red social, pero enfocada al aspecto educativo, la cual con el pasar del tiempo se fue convirtiendo en una red de contenido, cuando comencé a grabar videos en los que explicaba Física, Química y Matemática de una manera divertida e interesante.

Cr: ¿Cuál es el objetivo?

JB: Ayudinga es un proyecto educativo sin fines de lucro que busca explicarles a las personas materias que pueden resultar algo complicadas de comprender, como Física, Química y Matemática, pero de una forma totalmente diferente a la tradicional.

La experimentación es la base para entender cualquier tema científico, y allí es donde el sistema educativo actual ha fallado, así que hemos decidido hacer una diferencia y explicar esos “temas complicados” de una manera distinta, con ejemplos reales de situaciones cotidianas absurdamente graciosas.

Todos nuestros videos se encuentran disponibles bajo licencia Creative Commons Atribución 3.0, así que animamos a estudiantes y profesores a que los descarguen y los compartan entre sus compañeros/colegas para que el conocimiento y el empoderamiento de la información vuele como un ave libre por el mundo.

Cr: ¿Cuán exitoso ha sido ayudinga.com?

JB: Desde que comenzamos a grabar los videos, hace un año y cinco meses, ya tiene más de 440,000 reproducciones, 1.6 millones de minutos de videos reproducidos.

Ya estamos dentro de la plataforma educativa de YouTube llamada YouTube EDU. Adicional a eso, hay proyectos educativos en Chile que están interesados en utilizar este contenido, poniéndolo a disposición de todos los estudiantes chilenos en su plataforma.

Cr: ¿Cuántas visitas tienes al mes y cuál es el rango de edades a las que se dirige tu web, o lo que es lo mismo, qué tipo de usuarios lo visitan?

JB: En cuanto a los videos tenemos entre 2,000 y 4,000 reproducciones diarias, lo que nos lleva a cifras mensuales arriba de las 60,000 visitas.

Se dirige a usuarios en edades adolescentes, entre 15 y 18 años, pero no existe ninguna limitante para que cualquier otra persona que desee aprender pueda ver los videos y beneficiarse del conocimiento que hay en ellos.

Cr: ¿Cuántas personas conforman tu equipo... o solo eres tú?

JB: Al principio éramos 4 personas, el tiempo fue pasando y quedamos únicamente dos: un amigo, Sergio Guillén, que se tuvo que mudar a México por motivos familiares, y se encarga de manejar la cuenta de YouTube, y yo, que hago y produzco los videos.

Cr: ¿Por qué iniciaste el proyecto?

JB: Si bien es cierto que vivimos en un país en el que se pregona igualdad para todos, cero discriminación y que se han logrado muchos avances en esta materia con el pasar de los años, tenemos que entender que, sin darnos cuenta, la mayor discriminación y desigualdad social se da en una de las primeras etapas de formación en todo ser humano, la escuela.

Lo más probable, si no me fallan las estadísticas, es que tú como lector de este artículo hayas hecho algún examen a lo largo de tu vida, pero la calificación que obtuviste en el mismo no fue la que esperabas.

Entonces, a todo eso, viene una gran interrogante: ¿Si fracaso en un examen, soy un fracasado de la vida? La respuesta a esto es una palabra monosílaba de acento agudo: NO.

Block title
Block content
Block title
Block content

Empieza y termina el día informado.

Regístrate para recibir nuestro Boletín del día.
critica
Block title
Block content
Block title
Block content