Aprueban consumo de salmón cultivado en Boquete

El pescado, apodado por sus detractores como "Frankenfish" por el monstruo Frankenstein y "fish" (pez, en inglés), recibió la luz verde de la FDA

Por: Redacción / Crítica -

Un salmón cultivado en las montañas de Boquete es el primer animal transgénico que EEUU legalizó para consumo humano. El pescado, apodado por sus detractores como "Frankenfish" por el monstruo Frankenstein y "fish" (pez, en inglés), recibió la luz verde de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) consideró ese salmón "nutritivo" y "seguro para el consumo humano". Es un salmón ha sido modificado genéticamente para crecer el doble de rápido que el pescado convencional y alcanzar, con menores gastos, el tamaño mínimo requerido para ser vendido en el mercado. En concreto, el salmón genéticamente modificado logra el tamaño adulto en unos 16 o 18 meses, frente a los 30 meses de los que se crían de forma natural, gracias a una hormona de crecimiento importada de una especie de salmón del Pacífico llamado "chinook" y el gen de un pez anguila. Para aprobar el consumo del producto, la FDA, responsable de la regulación de alimentos en EEUU, requiere a Aquabounty, que tiene sede en Massachusetts, que el pescado crezca en dos instalaciones terrestres, ubicadas en Panamá y Canadá, en vez de en jaulas oceánicas, para evitar que escape en la naturaleza.. En su documento para autorizar el consumo de este animal, la FDA asegura que no existen diferencias biológicas relevantes entre el salmón de Aquabounty y los convencionales y, por ello, el producto no debe de llevar el etiquetado especial de "genéticamente modificado", como reclamaban sus detractores. En el centro de la polémica se sitúa la industria pesquera de Alaska, así como grupos de consumidores y defensores del medio ambiente, que consideran que la decisión de la FDA abrirá la puerta a la venta de otros animales modificados genéticamente, como cerdos, vacas o pollos.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.