Block title
Block content
Block title
Block content

‘Juguete’ caro

Por: Lehisy Domínguez /Contacto Fotos: Shino HS -

No solo en otros países, la modificación de autos resulta ser una pasión. En Panamá es una tendencia que cada día suma más fanáticos, expresa Rubén González, conocido como "Ruge" o "el papá de los pelao's" en ese tema.

Asegura que, actualmente, más que un amor por sus carros, es un arte, al igual que el que canta, pinta o recita, porque cuando se modifica un auto, se tiene que tener mucha creatividad.

Publicidad

El "team" que dirige se llama Ruge Racing y cuenta con más de 20 autos. Cada uno tiene un sobrenombre que es lo que los identifica en las competencias y encuentros, como por ejemplo "La bestia". Ese carro, según González, lleva más de 20 mil dólares en modificación y uno de sus principales atractivos es que cuenta con sistema hidráulico que le permite elevarse.

Carlos Anderson, dueño de un Suzuki Swift 2008, revela que lleva en este mundo "racing" aproximadamente un año. El mantenimiento lo hace una vez al mes y consiste en retocar la pintura, lavar el motor y limpieza de interiores.

Hasta la fecha ha invertido unos 8,500 dólares y asegura que todavía faltan más modificaciones. Con ese modelo, ha ganado ocho competencias.

En cuanto a las modificaciones, su dueño dice que tiene dos "sunroof", 18 pantallas, tapa del motor hidráulica y puertas "lambo".

Fermín Salinas revela que su auto es un Hilux y solo lo usa para competencias, pues cuenta con su vehículo personal. Un estimado de lo que ha invertido es 15 mil dólares.

Por último, González añadió que este fin de semana, 28 y 29, estarán participando de una competencia en Costa Rica en categorías como mejor sonido, grafitis y modificaciones.

Block title
Block content
Block title
Block content