Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

El Barcelona resiste con diez en un clásico eléctrico y sigue invicto

Sin que los puntos importaran por una vez, el partido estuvo presidido por la tensión en los últimos minutos del primer tiempo, con la expulsión de Sergi Roberto

España/EFE

A pesar de jugar con uno menos durante todo el segundo tiempo, el Barcelona resistió los embates del Real Madrid (2-2) y prolongó durante una jornada más su condición de invicto en el campeonato en un clásico eléctrico, el último de Andrés Iniesta

Sin que los puntos importaran por una vez, el partido estuvo presidido por la tensión en los últimos minutos del primer tiempo, con la expulsión de Sergi Roberto y otra que pudo ser de Gareth Bale, en la segunda el 2-1 de Lionel Messi vino precedido de una falta de Luis Suárez sobre Varane y también pareció penalti una entrada de Jordi Alba sobre Marcelo

Más que puntos, lo que había en juego era el honor entre los dos equipos más grandes y ante esto, todo lo demás sobra. Empezó el Barça con mucha intensidad, muy energético, con mucha presión arriba frente a un Madrid que jugaba con mucho respeto.

Puso Ernesto Valverde a su equipo de gala, el que goleó al Sevilla en la final de Copa ofreciendo un fútbol de muchos quilates, y Zinedine Zidane no se dejó nada en la recámara a tantos días vista de la final de la 'Champions'

De salida controlaba el Barça, con mucha presión y buenas llegadas sobre la meta de Keylor Navas. De hecho, en el minuto 4 una asistencia de Messi a Luis Suárez obligó a intervenir a Varane en una gran acción ofensiva.

Publicidad

En la siguiente acción, tras una jugada en transición llegó el 1-0. Empezó la jugada Coutinho, intervino al primer toque Luis Suárez que habilitó a Sergi Roberto, el canterano recorrió la banda y centró al segundo palo, donde el uruguayo empalmó el balón sin dejarlo caer para abrir el partido en el minuto 10.

Pero en una jugada de indecisión de Busquets en el centro, el signo del partido cambió. Toni Kroos se adelantó al barcelonista, Cristiano Ronaldo habilitó de tacón al alemán y su centro al segundo palo permitió a Benzema dar una asistencia al goleadro portugués, que solo tuvo que empujar para empatar (1-1, min.15).

NO DEJES DE VER: Garcés se llevó todos los honores

En una pugna de Luis Suárez con Varane, que pareció falta del delantero uruguayo, el balón llegó a Messi, que firmó una gran acción individual y batió a Keylor Navas en el minuto 52 (2-1).

El segundo empate llego cuando Asensio filtró un pase sobre Bale y el galés enganchó un tiro con rosca desde la frontal en el minuto 72 y el duelo volvió a cambiar de color. 



.

Block title
Block content
Block title
Block content
No dejes de leer
Block title
Block content
Block title