Pep asume su primer reto de importancia

El Bayern Múnich recibe mañana en la Allianz Arena al Barcelona para un amistoso de máxima carga mediática, por concentrar la confrontación de Pep Guardiola con su antiguo club y la transición azulgrana tras retirarse Tito Vilanova.

Berlín/Barcelona / EFE

 El Bayern Múnich recibe mañana en la Allianz Arena al Barcelona para un amistoso de máxima carga mediática, por concentrar la confrontación de Pep Guardiola con su antiguo club y la transición azulgrana tras retirarse Tito Vilanova.

Será el primer encuentro de alto rango de la "era Guardiola" con los bávaros, en una pretemporada que arrancó con goleadas ante equipos aficionados (15-1) contra el Wildenau y ha mantenido la racha con rivales de la Bundesliga (4-0) frente al Hamburgo y 5-1 contra el Mönchengladbach, ambos el pasado fin de semana.

Guardiola ocupa casi a diario portadas, en una Alemania literalmente derretida ante su técnico estrella, mientras que a Thiago Alcántara, el internacional arrancado del Barcelona por decisión de Pep, se le apoda ya el "fantástico".

El cruce de reproches entre Guardiola y la cúpula de su antiguo club, con Vilanova defendiendo a Sandro Rosell, añadieron un toque amargo al presunto amistoso, a lo que siguió el precipitado adiós del técnico azulgrana a causa de su nueva recaída.

Es de esperar que el drama en torno a Tito haya desactivado el único capítulo feo del desembarco de Pep en un Bayern que, un mes después de la llegada del sucesor de Jupp Heynckes, está "hambriento de goles", en palabras de su director deportivo, Matthias Sammer.

También es de esperar que Thiago sea, como lo fue el fin de semana pasado, el motor del Bayern, por mucho que el sistema flexible de Guardiola deje mucho margen para recolocaciones.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.