Un regalo que no se lo dará cualquiera

El panameño juega su último año en las Grandes Ligas. ¿Qué le regalarías a un pelotero que lo ha ganado todo? ¿Una silla mecedora? No. ¿Una

Rogelio Adonican [email protected]

El panameño juega su último año en las Grandes Ligas.

¿Qué le regalarías a un pelotero que lo ha ganado todo? ¿Una silla mecedora? No. ¿Una tabla de surf? Tampoco. ¿Un disco de Metallica? Menos. Todas estas cosas él las puede comprar.

Pues la empresa aérea Delta Airlines se salió del guion ayer al rotular un Boeing 757 con el nombre y el número del panameño Mariano Rivera.

El futuro Salón de la Fama asistió ayer a los hangares de la empresa área, ubicados en el aeropuerto John F. Kennedy, en Nueva York, para recibir el merecido premio por su carrera deportiva en el béisbol rentado de los Estados Unidos.

¿Qué vendrá ahora? Puede ser que la Nasa le dedique un viaje al “Mo”.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.