Weylandt, gloria y muerte en la tercera etapa

Por: Italia -

El ciclista belga Wouter Weylandt se encontró con la muerte de cara en una curva del descenso del Passo di Bocco, a 25 kilómetros de la línea de meta, justo un año después de celebrar en la misma carrera y en misma jornada, la tercera, el principal éxito de su truncada trayectoria.

Todos los esfuerzos realizados por los médicos de la carrera fueron inútiles. Desde el primer minuto los doctores se dieron cuenta de la tragedia, pero no por ello renunciaron a dejarse el alma y sus conocimientos en intentar salvar la vida de Weylandt.

Cuando nada había que hacer, el Giro comunicó la noticia a sus padres, pero no la hicieron pública hasta una hora después por respeto y consideración hacia Anne Sophie.

Anne Sophie es la esposa de Weylandt y dará a luz al primer hijo de la pareja el próximo mes de septiembre. No vio la carrera en directo al encontrarse fuera de casa, no presenció en directo la muerte de su marido.

Zomegnan, director del Giro, anunció la llegada de Anne Sophie al aeropuerto milanés de Malpensa a las 10:30 de la noche.

Weylandt, que cumplía su primera temporada en el Leopard, no tenía que haber salido de Venaria Reale para disputar el Giro de Italia. Estaba programado que participase en la Vuelta a España, pero la baja de su compañero italiano Daniele Bennati, quien sufrió una caída en la Vuelta a Turquía, le abrieron las puertas de la carrera rosa.

Le hizo ilusión, pues aún recordaba como el triunfo más importante desde su debut profesional en el 2004 el que obtuvo en la tercera etapa del Giro 2010, en una etapa que se decidió al esprín que salió de Amsterdam y llegó a Middelburg.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.