Hombre muere mientras hacía esnórquel; poco después un tiburón devora su cadáver

El caso ha despertado la solidaridad de los australianos, que conmovidos por la trágica historia han donado importantes sumas de dinero a una campaña que busca satisfacer las necesidades financieras de la familia que Duncan Craw deja detrás
Duncan Craw, de 32 años, desapareció mientras estaba en un campamento

Duncan Craw, de 32 años, desapareció mientras estaba en un campamento

Por: Infobae -

Un hombre de 32 años que perdió la vida mientras hacía snórquel fue devorado poco después por un tiburón cuando en Port MacDonnell, una playa del sur de Australia.

Duncan Craw, de 32 años, desapareció alrededor de las 5 pm del pasado jueves mientras estaba en un campamento con su esposa Taylia y su hijo de dos años, Levi.

Publicidad

Su esposa lo perdió de vista cuando estaba en el agua y, al ver que no regresaba ni lograba divisarlo, decidió alertar a las autoridades.

Las autoridades activaron una búsqueda, pero el resultado fue trágico. Cerca de la playa encontraron su traje de neopreno dañado y las aletas con las que estaba nadando. Luego, la policía avisó que había encontrado restos humanos.

En un primer momento, y por el estado de los restos de Craw, se creyó que la causa de muerte había sido el ataque de un tiburón blanco. Sin embargo, los resultados de la autopsia revelaron que el hombre habría muerto en el agua momentos antes de cruzarse con el temible animal producto de un “episodio médico” fatal.

“Nos reconforta saber que habría fallecido tranquilamente en el agua. Aunque quizá nunca lo sepamos con certeza, basándonos en las pruebas que tenemos, creemos que lo más probable es que Duncan sufriera un episodio médico mucho antes de la llegada del tiburón”, indica al respecto un comunicado emitido por la familia de Craw.

En su mensaje, la familia del hombre afirma que seguirá teniendo un estilo de vida que priorice las actividades al aire libre, dado que consideran que es la mejor forma de honrar la memoria de Duncan, un aficionado a los deportes acuáticos.

“Queremos que todos sepan que el océano sigue siendo un lugar de paz y belleza para nosotros”, dijeron.

El caso ha despertado la solidaridad de los australianos que, conmovidos por la trágica historia y el hecho de que deja atrás al pequeño Levi, se han volcado a la campaña de donación iniciada por la familia en GoFundMe para satisfacer sus necesidades financieras.

“La última semana ha sido extremadamente traumática para todos nosotros, pero tener a Levi a quien mirar, nos está dando un poco de fuerza para seguir adelante”, dijo el cuñado de Craw, Bret Trigg, al medio australiano 9News.

Dicho medio publicó una foto donde se ve a Levi en la playa jugando con una pala en la arena, mientras su padre entra al mar. Esa, sin quererlo, se convirtió en la última fotografía del pequeño con su padre.

La campaña de GoFundMe está enfocada en recaudar dinero para el futuro de Levi, quien en febrero cumplirá tres años.

"Levi ahora sabe que su papá está en el cielo, y la familia y los amigos de Duncan están decididos a asegurarse de que recuerde cuánto amaba Duncan a su hombrecito. Papá e hijo eran inseparables cuando Duncan estaba en casa del trabajo y compartían muchas similitudes, incluido su amor por la granja y sus sonrisas traviesas. ¡Tay solía decir que se estaban hermanando!”, afirma la familia en la página de donaciones.

A la fecha, han logrado recaudar más de 48 mil dólares, ya muy cerca del objetivo de 50 mil dólares que colocaron en la página.

Contenido Premium: 
0