Block title
Block content
Block title
Block content

Muere una diva

Por: Redacción -

Ayer, a los 63 años, después de meses de luchar contra un cáncer de mama y de pulmón, murió Donna Summer, la reina de la música disco. Detrás de ella queda una clásica historia de ascenso, caída y resurrección, con su inevitable capítulo de sexo, drogas y... música disco.

Empezó a cantar en el coro de la iglesia. En la música vio la salida de emergencia: apenas pudo, abandonó la escuela y se fue de Boston rumbo a Nueva York y Alemania.

Publicidad

El éxito llegaría en 1975, con la canción Love to love you, baby: esos 17 minutos, con gemidos y jadeos, y según una insólita estadística de la revista Time 22 orgasmos fingidos, la convirtieron en sinónimo de erotismo.

Hacia 1978 estaba en el pico de su carrera. Protagoniza Gracias a Dios es viernes (ganó un

Block title
Block content
Block title
Block content