Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Ankara pide que los 18 detenidos por el caso Khashoggi se juzguen en Turquía

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, recordó hoy que Arabia Saudí tiene bajo arresto a un total de 18 personas, de los que tres llegaron a Estambul un día antes del crimen, y 15 el 2 de octubre.

Policías forenses turcos trabajaban con un perro de rastreo y rescate en la residencia del cónsul saudí Mohammed al-Otaibi en Estambul (Turquía), el pasado 17 de octubre. EFE/Archivo

Por: Estambul / EFE -

Ankara ha insistido hoy una vez más que la única manera de aclarar de forma creíble el asesinato del periodista opositor saudí Jamal Khashoggi en Estambul es juzgar en Turquía a los supuestos responsables.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, recordó hoy durante un discurso ante su partido, el islamista AKP, que Arabia Saudí tiene bajo arresto a un total de 18 personas, de los que tres llegaron a Estambul un día antes del crimen, y 15 el 2 de octubre, cuando Khashoggi desapareció en el consulado de su país.

"Ustedes saben hacer hablar. Y por muchas vueltas que se le dé, se trata de estos 18. Si ustedes están decididos a limpiarse esta mancha, esta sospecha, entonces este es el punto clave para colaborar", espetó Erdogan a las autoridades saudíes.

Publicidad
"A estas 18 personas, si no las habéis hecho hablar, y habiendo ocurrido el suceso en el consulado de Estambul, pues entregadnos estas personas a nosotros y las juzgaremos", dijo Erdogan.

Horas más tarde, la Fiscalía de Estambul emitió la solicitud formal de extradición y lo remitió al Ministerio de Exteriores turco, para que este lo haga llegar a las autoridades de Arabia Saudí, informa la agencia turca Anadolu.

Un alto cargo turco declaró a Efe bajo condición de anonimato que "la solicitud de extradición se fundamenta en que a Jamal Khashoggi lo mataron en Turquía unos ciudadanos saudíes que viajaron a Turquía expresamente con este propósito".

"Está claro que sistema judicial en Turquía está mejor preparado en este caso para servir de forma sincera a la causa de la Justicia", agregó esta fuente.

Ese alto cargo adelantó que "el proceso judicial en Turquía estará abierto a observadores internacionales para garantizar el máximo nivel de transparencia".

LEE TAMBIÉN: Mujer acuchilla 14 niños en una guardería de China

Durante su discurso, Erdogan aumentó la presión diplomática a Arabia Saudí con una poco velada advertencia.

"No es que no tengamos más pruebas. Las tenemos. Llegará el momento. No hay que precipitarse. En una primera etapa, las autoridades saudíes anunciarán quién mató a Khashoggi", dijo el mandatario durante su discurso, retransmitido en directo.

Anunció además que Riad "enviará el domingo al fiscal jefe a Turquía, donde se reunirá con el fiscal jefe de Estambul para mantener una entrevista".

Erdogan afeó además a las autoridades saudíes haber declarado en un primer momento que Khashoggi había abandonado el consulado, adonde acudió el día 2 a recoger unos documentos necesarios para casarse con su prometida turca Hatice Cengiz, y donde fue asesinado.

El presidente turco dijo que esa afirmación inicial de Riad fue "una declaración infantil" que no es propia de un Estado serio.

Cengiz, por su parte, aseguró hoy a la emisora turca Habertürk que tiene dudas sobre la sinceridad del Gobierno de Estados Unidos respecto a la investigación del asesinato o si "actúa bajo la influencia de los medios y de la opinión pública".

Recordó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la había invitado a su país, pero subrayó que solo aceptaría la invitación si el mandatario hiciera una "contribución genuina" a la investigación del asesinato de su prometido

Erdogan subrayó la necesidad de esclarecer el crimen y castigar a los culpables también hoy durante una conversación telefónica con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, informa Anadolu.

La investigación policial turca avanza lentamente, en parte obstaculizada por la falta de permiso de las autoridades saudíes para registrar determinadas partes del consulado o de la residencia del cónsul, a 200 metros de distancia.

Así, los investigadores no pudieron vaciar el agua de un pozo situado en la residencia, por no obtener permiso para la entrada de bomberos, y solo pudieron tomar muestras de agua.

Estas muestras, analizadas en un laboratorio, sin embargo, no contienen rastros de ADN, según informa hoy el diario Hürriyet.

El mismo diario ha revelado hoy que todos los vehículos del consulado fueron sometidos a una limpieza profesional a fondo antes de que los equipos turcos recibieran permiso para registrarlos.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content